En más de 100 años, la industria automotriz ha tenido una evolución sorprendente. Y junto con ella, la tecnología para la iluminación cuando se conduce de noche o bajo la neblina también. 

Los primeros autos Ford Model T del año 1908 y los últimos Ford Mustang son el ejemplo perfecto para analizar estos cambios que ahora, con la tecnología LED permite una visualización panorámica clara.

Para evaluar el cambio se puso a una persona en a unos 12 metros de distancia de los faros del auto. Los cambios son realmente notables.

Avances. Hace una centuria, el sistema de iluminación estaba conformado por lámparas de acetileno que se iban calentando antes de partir. Pasaron los años y el cambio fue dramático: los faros xenón y LED le dan otra vida a las carreteras, según un informe de la web Hipertextual.

Michael Koherr es ingeniero de iluminación de Ford y considera que la industria ha logrado salir de "edades oscuras". Estos cambios se notan principalmente en la seguridad vial y la comodidad que tiene el conductor para manejar.

En el Mustang, la potencia es mayor debido a las luces blancas potentes que triplican la fuerza de las bombillas halógenas. Estos avances hacen que exista una revolución de "las luces" gracias a los faros que, principalmente, dan más seguridad a los conductores.

Así iluminaba un Ford T en 1908. La silueta del ciclista apenas y se puede ver. | Fuente: Hipertextual
La iluminación de un Ford Mustang en 2016. | Fuente: Hipertextual
0 Comentarios
Valora la nota:Así evolucionó la iluminación de los automóviles en 100 años
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?