"Avengers Infinity War": Nuestra crítica sin 'spoilers' a la última película de Marvel

La reunión máxima de superhéroes tiene el mayor impacto visual y emocional que hemos visto en diez años de películas de Marvel.

En el Perú la película llevó 270 mil espectadores en su día de estreno (incluyendo funciones de medianoche). Todo un récord. | Fuente: Marvel Studios/Cinecolor

La película más ambiciosa de Marvel está a la altura de lo que se esperaba. Luego de 18 filmes en 10 años, los directores Anthony y Joe Russo han conseguido la historia más visualmente impactante de toda la saga. Desde el primer minuto hasta el último, dos horas y media después, este es un producto hecho para sorprender, para darle vuelta a las teorías de los fanáticos sobre qué pasaría con las gemas del infinito y cuál sería el destino de los superhéroes. Hay tanto que abarcar que nunca hay un pausa.

El mayor mérito de esta producción es haber simplificado una tarea titánica. Desde el guion hay un arco argumental claro. El villano Thanos, que ha estado muy presente en la saga sin haber entrado en acción, sale a buscar por fin las seis gemas del infinito (la del poder, la mente, la realidad, el tiempo, el espacio, y el alma) con el fin de cumplir su gran anhelo: destruir a la mitad del universo. Junto a cuatro secuaces (La Orden Negra) se reparten la tarea de visitar la Tierra y otras partes del universo para conseguir las gemas. Los Avengers, los Guardianes de la Galaxia y varios superhéroes aliados tendrán que evitarlo también por separado. Es cierto que no todos tienen la misma participación en pantalla, pero algo tienen que decir y que hacer que no es gratuito.

 

Con pocas excepciones, las películas de Marvel no son complejas. Son familiares, aptas para todos, para ver con los amigos comiendo canchita. Lo que prima es la buena onda, el toque cómico que salva una escena, y sobre todo la acción y el espectáculo, la fantasía que pueden lograr unos efectos especiales bien aplicados. Todo eso se cumple en "Avengers: Infinity war". Pero también los guionistas y directores de las cintas de Marvel se esforzaron por construir personajes con los que los espectadores pudieran empatizar, más allá de ser o no ser lectores de cómics. Y encontraron en cada personaje un tono adecuado para contar su historia. Por eso las películas del Capitán América no se parecen en nada a las de Guardianes de la Galaxia y estas tampoco tienen coincidencias con Black Panther.

En "Avengers: Infinity War" no hay tiempo para solucionar asuntos que habían quedado pendientes entre algunos personajes. Y eso se extraña. Hay que ver esta película como el final de temporada de una larga serie, como esas que seguimos en Netflix o en el cable. Habrá asuntos que quizá necesitaban un mayor desarrollo pero hay que ir a lo que importa: vencer a Thanos. En la primera "Avengers", que era la sexta película de la franquicia, todavía podían haber pausas para procesar algunas motivaciones en los personajes. En esta ya no.

En todo caso, es ahora Thanos quien lleva la carga dramática. Thanos es un genocida que cree tener un loable propósito: acabar con la mitad del universo porque los recursos no alcanzarán para todos. Mejor acabar con la mitad aleatoriamente que esperar una destrucción total.  Pero la responsabilidad del poder absoluto y de tomar esa decisión tiene un alto costo para Thanos. Allí su dilema. Con él, Marvel salda una cuenta pendiente al no haber desarrollado muchos villanos a la altura de sus superhéroes.

El impacto emocional del último tramo de la película es fulminante. Y quizá es lo mejor que ha hecho Marvel Studios hasta ahora. Hay que esperar un año para ver el desenlace.

Valoración: 4/5


¿Qué esperar?: Un gran espectáculo que se mantiene firme por dos horas y media. Una trama sencilla para los fanáticos, pero que también deja algunas preguntas.

0 Comentarios
Valora la nota:"Avengers Infinity War": Nuestra crítica sin 'spoilers' a la última película de Marvel
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?