Crítica | 'Alien: Covenant': Un monstruo familiar

Casi cuatro décadas después de su primera aparición en el cine, una nueva historia intenta recuperar el terror del salvaje alienigena.

Título original: Alien:Covenant | Director: Ridley Scott | Año: 2017 | Duración: 123 minutos | Fuente: 20th Century Fox

Alien: Covenant simplifica lo que en Prometheus, su antecesora, se presentaba como complejo. Ambas son precuelas de la saga que se inició con Alien: El Octavo Pasajero (1979) y buscan contar cuál es el origen de estos monstruos espaciales. Pero, ¿qué tanto se puede decir? Quizá sería suficiente con una película, pero Prometheus se había sobredimensionado más de lo necesario planteando la búsqueda de los origenes de la humanidad. Alien: Covenant retoma este relato aunque con un enfoque más directo en la creación de los xenomorfos, estos monstruos que se incuban dentro de cuerpos que luego destruyen para nacer. Y en ese sentido, cumple con ser una película de tránsito, de enlace, hacia una o dos películas más.

Toda la estructura de esta nueva película remite a la clásica Alien. Se cuenta de la misma forma: la tripulación de una nave desembarca en un lugar desconocido, donde habitan unas extrañas criaturas que los irán atacando y diezmando poco a poco.  Eso es todo. Es quizá la mejor forma que encontró el director Ridley Scott para que los fanáticos de la saga original puedan engancharse con esta nueva saga, ya que el mismo ha reconocido que fue un error no incluir a los xenomorfos en Prometheus.

Entonces lo que tenemos es una película que todo el tiempo parece ya vista, solo que con mejores efectos especiales y más escenas sangrientas. Vemos a los aliens como nunca antes, en logradas escenas de acción, y ese es un mérito de la cinta, pero a cambio de esto se ha perdido el clima de miedo constante, de silencio y oscuridad, que Scott supo darle a la Alien original. Incluso las sorpresas que puede presentar la película se diluyen porque el guion toma caminos muy fáciles de predecir.

Otro punto débil de la cinta es que coloca a un personaje femenino principal para enfrentar a los xenomorfos, tratando de emular a la teniente Ripley que interpretó Sigourney Weaver. Pero esta nueva líder llamada Daniels (Katherine Waterston) no es realmente relevante frente a la tripulación. Todo el protagonismo se lo lleva el actor Michael Fassbender quien hace un doble papel. Es Walter, el androide a bordo de la nave Covenant, y también es David, el androide que ya aparecía en Prometheus y quien ha asumido el asunto de la creación como una misión de sobrevivencia. En su mirada y en la construcción de este personaje, que sabe lo que nadie más, está el misterio que no se traslada al resto de la película. 

Con este último estreno son seis las peliculas que forman la saga de Alien. Aunque el personaje también aparece en dos cintas de Alien vs Depredador. | Fuente: 20th Century Fox
¿Qué opinas?