Esto pensamos de Destiny The Collection

El blog Más Consolas comparte sus apreciaciones de la más reciente entrega del juego de Bungie y Activision. ¿Ya lo jugaste?, ¿qué opinas?

El Destiny original llegó al mercado en 2014 y a lo largo de estos años han salido DLC y expansiones que encontramos en este título. | Fuente: Bungie

Gracias a la gente de Activision, Más Consolas tuvo acceso a Destiny The Collection, la más reciente entrega del juego de Bungie. Debido a falta de tiempo, cedí el código a mi amigo Samuel Moreno, quien comparte sus impresiones del videojuego. Espero sus comentarios, aportes, críticas, etcétera.

Destiny: La gloria es tuya, Guardián

En el año 2014, recuerdo que junto con algunos compañeros involucrados en el mundo de los videojuegos asistimos a una conferencia organizada por Sony Perú, donde se presentó de manera oficial el nuevo juego de Bungie, estudio reconocido por ser los padres del ya mítico Halo en Xbox.

Durante la presentación, se nos hizo llegar a cada uno una copia del juego para PlayStation 4 y PlayStation 3, consola que disponía en ese momento y donde prácticamente me quede solo buscando la forma de cómo hacer entretenido mi viaje a este nuevo universo.

Por desgracia, el juego jamás terminó por engancharme en lo más mínimo y eso fue debido a dos razones principales: primero, que los conocidos que disponían del juego se encontraban en PS4 y, segundo, había otros títulos pendientes en PS3 que tenían mi atención.

Lo cierto es que yo nunca -a diferencia de muchas personas- subestimé al juego ni lo menosprecie en absoluto con los clásicos argumentos de “Halo para pobres” o “Juego sin chiste”, simplemente yo no era el público objetivo, hasta ahora.

Destiny The Collection incluye todos los DLC y expansiones salidos hasta la fecha. | Fuente: Bungie

¿Qué es Destiny: The Collection?
Gracias a mi buen amigo Fernando Chuquillanqui, tuve un código de Destiny The Collection, paquete que como bien reza el título junta todo el contenido de los últimos 3 años al precio de 60 dólares -lo que costaba el juego principal-, una verdadera oportunidad de poder entrar a este basto universo.

Esta colección te permite disfrutar del juego base o como coloquialmente se le dice “Vanilla”, los DLCs: The Dark Below y House of Wolves, la primera expansión llamada The Taken King y la última expansión conocida como Rise of Iron.

Sin ir muy lejos y sin ánimos de analizar cada una de las cosas, les quiero decir directamente que este paquete me ha permitido darle el reconocimiento que en su momento no pude darle al juego.

Desde poder recorrer diferentes planetas, estar pendiente de subir nuestra luz y conocer compañeros que pueden acompañarte en tu viaje -y luchar codo a codo en los conocidos raid o strike-.

Y ni hablar de Crucible, el competitivo PvP donde se reúnen todos los guardianes que ya estén en nivel 5 y enfrentarse en diferentes modalidades como Supremacía, Control, Rumble (Todos contra todos). Afortunadamente, no importará la cantidad de luz que tengas pues todos están balanceados para poder tener una competencia limpia.

No los voy a ilusionar, la historia detrás de Destiny no es la obra maestra, desde mi punto vista. Sin embargo esto no significa que sea un mamarracho como muchos han creído durante este tiempo.

Para nada llega a ser la narrativa que te hará llorar pero sí creo personalmente que cumple con su objetivo de entretenerte incluso si solo tomamos el juego base únicamente para analizar se siente una decente historia de ciencia ficción.

Evidentemente, las cosas toman un rumbo diferente cuando nos encontramos con los DLCs y la primera expansión. Personalmente la historia que nos presentan en Dark Below con la llegada del temible Crota siguió fortaleciendo el universo a diferencia de House of Wolves que más se sentía un capítulo de relleno innecesario.

Gran punto de partida marca The Taken King donde se le dio prioridad a las cinemáticas para enriquecer y mostrarnos mayores detalles al contarnos los sucesos de esta expansión. Es innegable el protagonismo de dos personajes que te acompañan en toda la aventura por derrotar a Oryx: Cayde-6 y Eris Morn.

Acá el buen Samuel Moreno jugando Destiny. | Fuente: Bungie

Rise of Iron: ¿Vale la pena la última expansión?
Rise of Iron nos presenta a los llamados “Señores de Hierro” quienes vienen a ser los precursores de los Guardianes fungiendo la labor de proteger a la humanidad de SIVA, una nanotecnología creada por los humanos que terminó en contra de ellos.

La historia sufre un retroceso frente a lo visto en Taken King porque no se siente alguna novedad de por medio y ni hablar de la duración de la campaña que no llega ni a las dos horas.

Pero eso se ve solucionado cuando vemos un buen número de modos de juego y diferentes extras como el nuevo raid llamado Wrath of the Machine que hacen siempre de Destiny una experiencia que no se queda en la campaña.

Y ni hablar de los escenarios muy bien detallados y enemigos gigantescos que marcan una diferencia puntual frente a los anteriores contenidos.

Esta expansión tal vez no ofrece una cantidad de contenidos que muchos hubieran esperado pero sí que mantiene la diversión que ya nos hemos acostumbrado de este FPS.

Como se puede apreciar, el análisis está basado en la versión de PlayStation 4. | Fuente: Bungie

Veredicto ¿Vale la pena Destiny The Collection?
Si antes te quejabas de que Destiny era un juego “sin contenido” te invito a que le des una oportunidad comprando este paquete que prácticamente te lo da todo bien servido, pero sí a pesar de eso sientes que la mezcla de FPS con elementos RPG no es lo tuyo, tranquilo, hay otras propuestas que Activision tiene para ti. Por mi parte, ya no pensaré dos veces en comprar Destiny 2 cuando Bungie lo anuncie oficialmente.

¿Qué opinas?