Lo bueno, lo malo y lo feo de Rise of The Tomb Raider: 20 Year Celebration

Casi un año después de su estreno en Xbox One, la más reciente aventura de Lara Croft llega a PlayStation 4. Lee el análisis del blog Más Consolas.

Rise of The Tomb Raider: 20 Year Celebration incluye todas las expansiones del juego salidas a lo largo del año. | Fuente: Square Enix

En 2013, Crystal Dynamics reseteó la franquicia Tomb Raider y le dio un necesario lavado de cara. Lara Croft se reestrenaba en la industria con un videojuego que contaba sus orígenes y que, de paso, mostraba un apartado jugable nunca antes visto en la saga.

A fines del año pasado, en una interesante jugada por parte de Microsoft, se estrenó en Xbox One y Xbox 360 Rise of The Tomb Raider, la secuela inmediata. Tuvo que pasar casi un año para que el juego llegue a PlayStation 4 bajo el nombre de 20 Year Celebration.

La entrega para las consolas de Sony incluye todas las expansiones aparecidas los últimos meses así como interesantes agregados que detallaré en el análisis a continuación. Como siempre, espero sus comentarios, críticas, aportes, etc., en la parte de abajo.

El nuevo juego de Lara Croft descuella en su apartado gráfico. | Fuente: Square Enix

Lo bueno
A nivel gráfico, el juego se luce. La cantidad de detalles, las animaciones (faciales y corporales) tanto de Lara como de los demás personajes, la iluminación, el juego de luces y sombras.

La ambientación es igualmente sobresaliente, desde cumbres nevadas, valles, bosques, ruinas, instalaciones militares. Todos los parajes por donde pase Lara tienen un nivel de detalle altísimo.

Mención especial al diseño de todos los animales que encontramos a lo largo de la campaña. Qué genial el trabajo de Crystal Dynamics para darle tanto detalles a ciervos, liebres, jaguares, osos, etc.

La banda sonora y los efectos de sonido también tienen un nivel altísimo, todo bien desarrollado para darle al juego el realismo necesario. Los diálogos también los encontré muy bien estructurados y correctamente enunciados. Buena elección de actores.

A nivel jugable, el juego repite la fórmula del Tomb Raider del 2013. Y esto evidentemente es algo positivo. Sé que dirán que el juego bebe mucho de la saga Uncharted, lo cual es relativo. En este juego, al menos en las misiones de infiltración y enfrentamiento a enemigos, tenemos muchas más alternativas que en el título de Naughty Dog.

En Rise of The Tomb Raider, Lara irá ganando habilidades que le permitirán enfrentar a los enemigos de diversas formas. Así, podemos hacer frente a un grupo de enemigos a punta de balazos o sigilosamente, sin ser vistos. Hasta podemos matar a un enemigo y usar el cadáver como trampa para acabar con varios más.

Y ya que mencioné la progresión del personaje, a medida que avanzamos en la campaña iremos ganando habilidades u obteniendo herramientas/armas que nos servirán para acceder a áreas que antes eran inaccesibles. Así, podremos encontrar secretos, criptas, tumbas y hasta cumplir desafíos que dejamos pendientes.

Debido a esto, completar el juego en su 100% nos puede demandar unas 40 horas (estimo unas 20 horas si solo nos concentramos en la campaña principal), ya que hay decenas de coleccionables por hallar. Particularmente, yo tengo esa ‘necesidad’ de encontrarlo todo, algo que recomiendo hacer.

Se repiten las tumbas de su predecesor, aunque debo admitir que no son complicadas de solucionar. La solución casi siempre es evidente y basta usar el Sentido Supervivencia o escuchar los comentarios que hace Lara para dar con la clave. Pese a ello, es divertido y muchas veces sorprendente ver la magnitud de estas edificaciones ocultas.

Mención especial para lo que trae esta 20 Year Celebration exclusiva para PlayStation 4. No solo están todas las expansiones aparecidas a lo largo del año (de las cuales recomiendo no perderse Baba Yaga y Lazos de Sangre) sino algunos trajes exclusivos que nos permitirán jugar con las versiones de PlayStation 2 de Lara.

Si bien es un juego muy cuidado, este no está exento de curiosos glitches. | Fuente: Square Enix

Lo malo
A nivel argumental, Rise of The Tomb Raider no me sorprendió. Sin desgranarles la historia, les puedo decir que es la típica carrera por encontrar primero el tesoro. El antagonista no es muy empático que digamos y los giros argumentales están cantados.

El argumento gana a medida que escuchamos/leemos los textos y fragmentos de audio regados por todo el mapeado, pero aun así creo que en este apartado el juego está por debajo de la entrega del 2013.

Las misiones secundarias que se nos presentan son poco atractivas, siendo en su mayoría cumplir encargos básicos como conseguir suministros o liberar una zona peligrosa. Por ello, en la sección anterior destaqué la expansión Baba Yaga, que se presenta como una misión secundaria más, pero finalmente trae toda una historia detrás. Un par de side quests así hubiera sido muy bien recibido.

Mi recomendación es empezar a jugar en un nivel de dificultad elevado, ya que el juego es realmente accesible. Y esto en parte a la inteligencia artificial de los enemigos, que tienen algunas reacciones bastante deficientes al momento de enfrentarnos.

A nivel técnico, encontré algunos errores, como baja en el framerate en momentos puntuales, barriles flotantes, personajes que traspasan elementos. Nada que malogre la experiencia en general, pero tengo que mencionarlo en el análisis.

Rise of The Tomb Raider es la secuela inmediata del juego lanzado el 2013. | Fuente: Square Enix

Lo feo
La ayuda que otorga el Instinto de Supervivencia es extrema. Presionar R3 vuelve todo en blanco y negro y automáticamente resaltan los sitios de interés, suministros que podemos coger, secretos y hasta la ubicación de los enemigos. Demasiada ayuda para el jugador que busca un reto.

Creo que esto se podría regular en la más que obvia secuela. Definitivamente, este Instinto de Supervivencia (llamado de otras maneras en los juegos en los que está presente) es un mal que se está extendiendo preocupantemente en la industria.

Conclusión: Amplísimo, entretenido, un juegazo. La nueva historia de Lara Croft ha colmado mis expectativas y estoy seguro que aquel que inicie el juego no lo dejará hasta terminarlo. Tiene cosas por mejorar en la más que fija tercera entrega, pero esto no desmerece el producto en su conjunto. 100% recomendado para fanáticos de los juegos de aventuras.

Y ustedes, ¿ya jugaron Rise of The Tomb Raider?, ¿qué opinan del nuevo juego de Crystal Dynamics y Square Enix?

¿Qué opinas?