Street Fighter V: Arcade Edition está disponible para las plataformas PlayStation 4 y PC. | Fuente: Capcom

El lanzamiento de Street Fighter V, en febrero de 2016, fue esperado por muchos, pero terminó decepcionando a la mayoría. No solo llegó al mercado con muchas ausencias, sino que terribles fallos en su apartado online lo hicieron prácticamente injugable.

Los parches y actualizaciones corrigieron los errores, pero siempre se notó ese enfoque al jugador hardcore. El juego necesitaba una profunda revisión para que llegue a todos los públicos, y esta ha llegado dos años después con la esperada Arcade Edition.

Lo mejor de todo es que es una actualización gratuita, accesible a todos los poseedores del Street Fighter V original: solo deberán descargar un pesado parche, y listo. También está disponible una edición física/digital de la Arcade Edition (a $40), que incluye los peleadores de la primera y segunda temporada de DLC ya desbloqueados.

El sistema de pelea de Street Fighter V es sólido, balanceado e intuitivo. | Fuente: Capcom

Lo bueno

El sistema de combate del Street Fighter V original era sólido, balanceado e intuitivo. No escuché críticas sobre este apartado y, todo lo contrario, el juego siempre fue un animador de los principales torneos del mundo.

Esta Arcade Edition ha recogido recomendaciones de los jugadores, y se ha re-balanceado la plantilla de peleadores. Pero también se ha agregado un nuevo v-trigger para cada luchador, algo que la comunidad de Street Fighter V ha recibido con beneplácito.

Como dije anteriormente, creo que el juego descuidó mucho al jugador casual cuando se lanzó originalmente. Pero la Arcade Edition redime a la franquicia con una dotación extraordinaria de modos de juego y opciones para aquellos jugadores que -como este servidor- no están tan metidos en el circuito competitivo.

El modo Arcade nos da la posibilidad de jugar hasta seis torneos distintos, basados en pasadas entregas de la saga. Lo mejor es que cada torneo tiene su propio ending, así que tenemos aseguradas muchas horas si es que queremos ver todos.

Aparte tenemos la Historia, que incluye la posibilidad de ver mini-campañas de cada luchador de Street Fighter V. Son realmente pequeñas (tres peleas máximo), pero sirven para ponernos en contexto.

Una modalidad que me gustó mucho fue Desafíos, que te planea reproducir una serie de combos por personaje (10 en total). Esto no solo sirve para mera entretención, sino que es la perfecta forma de aprender los principales combos de los peleadores.

Sobre el modo online, debo decir que no me costó encontrar rival y que casi no tuve problemas de lag o estabilidad durante mis partidas. Ahora, lo que más resalto es que hay eventos online que de hecho mantendrán enganchados por mucho tiempo a los más entusiastas.

Todo lo que acabo de mencionar en esta sección está disponible de manera gratuita para todos los poseedores del Street Fighter V original. Así que, si dejaste abandonado el juego, solo tienes que volver a ponerlo en tu consola y a descargar la actualización. Si nunca compraste el juego -espantado por todas las críticas en su contra-, ahora lo puedes encontrar a precio rebajado en cualquier tienda.

El modo Arcade permite jugar torneos de los Street Fighter pasados. | Fuente: Capcom

Lo malo

En Street Fighter V, todo se compra: uniformes, escenarios, personajes, todo lo que te puedas imaginar. Todo lo que aparece bloqueado tiene un precio con dinero real, aunque también se puede comprar con dinero del juego, que se gana luchando.

El problema es que el dinero del juego se gana a cuentagotas, por lo que necesitarás invertir decenas de horas para poder tener el monto suficiente para desbloquear a los 12 personajes extra disponibles hasta ahora. Basta decir que en poco más de seis horas llevo 50 mil puntos, y un solo personaje cuesta la friolera de cien mil.

Esto evidentemente inclina al usuario a sacar la tarjeta de crédito para comprar estos peleadores o los demás elementos bloqueados. Esta política contrasta con la de otros títulos, como Dragon Ball FighterZ, en los que también hay peleadores que se compran con dinero del juego, pero en los que este se gana mucho más fácil (y en abundancia).

Cabe mencionar que quienes compran directamente el Street Fighter V: Arcade Edition (ya sea física o digitalmente) tendrán de regalo los 12 personajes que en circunstancias normales tendríamos que desbloquear.

Lamento que estos 12 personajes no hayan llegado gratuitamente con la actualización, pero Capcom no está dispuesta a soltar tan fácilmente una política de compra de artículos que ya ha demostrado -por increíble que parezca- que rinde muchos réditos económicos para las compañías.

El abanico de opciones jugables de la Arcade Edition es amplio y variado. | Fuente: Capcom

Lo feo

Haber esperado dos años para tener el videojuego completo. Así debió salir en febrero de 2016.

Conclusión: Street Fighter V: Arcade Edition es el juego que debió a salir hace dos años. Ahora sí es una compra obligatoria para los fanáticos de la franquicia. Arcade Edition trae un montón de material para los jugadores casuales y sigue teniendo muchas opciones para el hardcore. Lo mejor de todo es que si tienes una copia del Street Fighter V original, puedes descargar la Arcade Edition gratis.

Y ustedes, ¿ya jugaron Street Fighter V: Arcade Edition?, ¿qué opinan de la actualización del juego?

0 Comentarios
Valora la nota:Lo bueno, lo malo y lo feo de Street Fighter V: Arcade Edition
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?