La demo de PES 2018 está disponible en Xbox 360, Xbox One, Playstation 3 y PlayStation 4. En PC, estará disponible poco después del estreno del juego. | Fuente: Konami

El fin de semana descargué la demo de Pro Evolution Soccer 2018. Pero no la jugué hasta ayer por estar enviciado con la beta cerrada de Call of Duty: WWII. En la semana hablaré en detalle del juego de Activision, pero quisiera empezar compartiendo mis impresiones sobre el avance de lo nuevo de Konami.

De arranque, llama la atención ver a Neymar Jr. en la portada, en el primer pantallazo, y aún en el Barcelona, pese a la repercusión mundial que trajo su traspaso al París Saint-Germain. La explicación la da la propia Konami en un mensaje antes de la selección de equipos: la demo está con las plantillas actualizadas hasta mayo.

Esto pasa a ser un detalle anecdótico, pero también da pie a un interesante anuncio por parte de la compañía nipona: las plantillas de la demo se actualizarán cuando falten algunos días para que el juego salga al mercado.

Pero volvamos al juego en sí, que es lo que nos interesa. La demo de PES 2018 me ha dejado buenas sensaciones, tanto a nivel gráfico, sonoro y jugable, creo que los tres pilares de un título deportivo. Estos apartados los explicaré a continuación y, luego, les digo lo que no me gustó.

Sobre el apartado gráfico, hay una notoria mejora respecto al PES 2017. El diseño y las expresiones de los jugadores (recomiendo ver las repeticiones para disfrutar de estos detalles), la ambientación de los estadios, la representación del césped y la iluminación. Los partidos nocturnos son todo un goce, con efectos de luz y sombras soberbios.

Pese a que ya tenemos confirmado comentaristas nuevos, la demo no cuenta con narración. Esto, si bien puede verse como algo negativo, también nos da la oportunidad de evaluar el desempeño de los efectos de sonido. Aquí el juego cumple, con una representación realista del ambiente del estadio. Si a esto les agregamos buenos comentaristas, tal como prometen desde Konami, podemos estar ante un apartado notable.

Modestia aparte, me salió un auténtico golazo en la demo de PES 2018. | Fuente: Konami

Sobre la jugabilidad, debo reconocer que se cumple lo que me dijo Robbye Ron, community manager de Pro Evolution Soccer para Latinoamérica: PES 2018 es más realista que su predecesor. No solo tenemos un juego más pausado, en el que cuesta más agarrar el balón y driblear a los rivales. Acá, como en un partido real, debemos llevar el balón con pases, con cambios de lado, involucrando al equipo en la estrategia. Hay espacios para una genialidad, pero esta está reservada a las estrellas, a los jugadores que marcan la diferencia. Sí, tal como en la vida real.

Sí hay algunas revisiones interesantes, como una IA enemiga interesante, con arqueros más finos y una física del balón que responde muy bien. De hecho, hay parámetros, como el césped crecido o el campo mojado, que cambian el bote o el desplazamiento de la pelota.

La demo otorga la posibilidad de jugar partidos amistosos, pero también nos invita a probar la nueva modalidad cooperativa, en la que podemos disputar partidos dos contra dos y hasta tres contra tres. Estoy seguro que esta modalidad será la vedette de las reuniones con amigos, y desde ya me intriga las posibilidades que puede abrir esto en el ámbito competitivo. ¿Se imaginan un equipo peruano disputando un torneo de PES 2018 en modo cooperativo?

Dentro de lo negativo, me parece que las estadísticas que aparecen en mitad del partido ocupan demasiado espacio de la pantalla y pueden llegar a distraernos. De igual manera, no me cuadra la forma para tapar los penales y la ausencia de flechas al momento de lanzar tiros de esquina/tiros libres. Ahora también salen pequeños triángulos traslúcidos sobre los jugadores que potencialmente podemos controlar. Particularmente, no me ha incomodado, pero en las redes sociales he leído quejas al respecto. Dudo que lo cambien en la versión final, así que toca entrenar bastante para poder adaptarse a los cambios.

Una demo es una espada de doble filo. Si bien se pueden sacar algunas conclusiones, es muy probable que el producto final cambie, así que todo lo hablado puede caer en saco roto. Sin embargo, de momento, con lo visto y jugado, quedo satisfecho. Solo queda esperar el 12 de septiembre para comprobar si la versión final corrobora el buen hacer de esta demo.

Y ustedes, ¿ya jugaron la demo de PES 2018?, ¿qué les pareció?

0 Comentarios
Valora la nota:Mis impresiones de la demo de PES 2018
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?