Resident Evil se despide del cine con una película aceptable

¿Ya vieron la última película de Milla Jovovich?, ¿les gustó? Esto opina el blog Más Consolas.

Milla Jovovich vuelve a encarnar a Alice, y su objetivo será terminar con la amenaza de la corporación Umbrella. | Fuente: Sony Pictures Entertainment

Partamos de la premisa que las películas de Resident Evil tienen del videojuego solo el nombre. Desde la primera -referencias más, referencias menos-, ninguna de las seis películas protagonizadas por Milla Jovovich tenía la esencia de los videojuegos de Capcom.

Y eso que hablar de la esencia de Resident Evil ya es un tema espinoso. La franquicia, con los años, ha mutado y cambiado, coqueteando en demasía con la acción y hasta renegando de sus orígenes survival horror. Hoy Capcom decidió resetear la franquicia con un reboot enfocado al terror, pero esa es harina de otro costal.

En 2002, el director Paul W. S. Anderson fue a lo seguro y sin asco presentó una historia propia, con una protagonista inédita, Alice (Jovovich), y con pocas referencias a la obra original. Los fanáticos renegaron, pero las cifras de taquilla fueron más que aceptables, justificando una secuela.

Y así llegaron varias películas más, algunas malas, otras peores, con poquísimas referencias al videojuego, con personajes trastocados, clones, inconsistencias argumentales, efectos especiales y explosiones. Esto, sin embargo, parecía gustarle a un buen grupo de personas, ya que la taquilla no era deleznable y esto permitía seguir estirando la historia cual chicle.

Pero había que cerrar el ciclo y este llegó con The Final Chapter. Milla Jovovich vuelve a protagonizar a Alice, que debe regresar a Raccoon City para acabar con Umbrella y la infestación zombi, que amenaza con extinguir a la raza humana.

El tráiler de The Final Chapter ya nos decía qué esperar del filme, y este cumplió con lo ofrecido. | Fuente: Sony Pictures Entertainment

Seré hidalgo en reconocer que fui al cine con poquísimas expectativas, y no salí decepcionado. Y ahí está el secreto: no esperar mucho de una producción cuya premisa es básica. The Final Chapter es un filme de acción, con monstruos y zombis, sin muchos alardes. Cumple con entretener, y hasta tiene momentos argumentales interesantes.

Sin destriparles la historia, el guión de este filme (no de la saga entera) juega bien con el tema de los clones y de cómo estos se resisten a asumir su rol de mera copia. También hay referencias sociopolíticas, por ahí un guiño reflexivo a la destrucción del planeta, y cómo las élites buscan soluciones maquiavélicas.

Y hasta ahí nomás. Lo demás es un popurrí de persecuciones, peleas, balaceras, zombis, monstruos. Hay inconsistencias argumentales, diálogos clichés, decisiones inexplicables y hasta ridículas. Pero The Final Chapter ya ofrecía esto desde sus tráileres.

No es un bodrio, pero tampoco es una luminaria que justifique una séptima entrega por algún retorcido recurso argumental. The Final Chapter es el digno final de una saga cinematográfica que jamás debió existir.

¿Qué opinas?