Descubren 467 millones de hectáreas de bosque en tierras áridas nunca antes reportadas

La investigación concluye, por lo tanto, que la cobertura total de bosque en el mundo se ha incrementado en aproximadamente un 9 %.

Bosques secos ubicados alrededor del río Pampas, Apurímac. Foto: Reynaldo Linares-Palomino. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Foto: Reynaldo Linares-Palomino.

(Mongabay Latam / Milton López). Las tierras secas ocupan ocupan alrededor del 41,5 % de la superficie terrestre, casi la mitad del planeta. Y aunque su cobertura boscosa no ha sido lo suficientemente estudiada para asegurar su conservación, este año un estudio científico titulado La extensión de los bosques en los biomas de tierras secas detectó 467 millones de hectáreas de bosque situadas en tierras áridas nunca antes reportadas.

Los resultados de la investigación establecen, por lo tanto, que la cobertura de bosque en todo el planeta se ha incrementado en aproximadamente un 9%.

Muy interesante | 550 hectáreas fueron deforestadas en la Reserva Nacional Tambopata desde setiembre del 2015

El análisis de la cobertura de bosques en tierras secas realizado en el 2015 llevó a los científicos de este estudio a descubrir que en el mundo existían hasta 1327 millones de hectáreas de tierras secas y que más del 10 % de estas posee cobertura boscosa. Con este nuevo estudio publicado en la revista Science en marzo del 2017 se comprobó que la verdadera cifra de bosques en tierras áridas se incrementó entre 40 % a 47 % en comparación a estimaciones anteriores.

“Hay mucho que hacer en esas regiones, y debemos estar más centrados en lo que está sucediendo allí”, dijo en una entrevista a Mongabay, Jean-François Bastin, ecologista de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que lideró la investigación sobre bosques en tierras secas.

Mapa de distribución mundial de los bosques en tierras secas. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Fuente: La extensión de los bosques en los biomas de tierras secas.

La metodología que se usó para determinar la cobertura de bosques en los biomas de tierras secas se basó en un análisis de imágenes satelitales de resolución espacial y temporal muy alta disponibles la plataforma de Google Earth. Esto permitió que se obtuviera información más precisa a diferencia de estudios previos realizados en el 2000, 2005, 2008 y 2010, según el estudio.

La razón por la que la cifra de superficie boscosa en zonas áridas a nivel mundial es mayor a las cifras de investigaciones anteriores es debido a las diferencias en las características de los datos satelitales (como la resolución espacial), los enfoques de cartografía y las mejores definiciones de las imágenes de cobertura de los bosques, como se explica en la investigación en la que participaron 31 científicos de diversas especialidades, así como 239 operadores de la FAO para el análisis de la cobertura de árboles.

La investigación global señala, además, que este bioma de tierras secas se está expandiendo debido al cambio climático que induce al calentamiento de las distintas regiones del mundo, y posteriormente, a la desertificación.

“El cambio climático produce sequías prolongadas en todas las regiones, a esto se suma una creciente población mundial. Estos factores determinan la degradación y desertificación de la tierra, lo que produce aún más tierras secas en el mundo, especialmente en países en vía de desarrollo”, se explica en la publicación científica.

Bosque seco en la provincia de Talara. Entrada al Coto de Caza ‘El Angolo’. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Foto: NCI.

Un arma contra el cambio climático

El estudio menciona que el cambio climático podría expandir la extensión de tierras secas entre un 11 y un 23 % para fines del siglo veintiuno, según simulaciones de modelos climáticos realizadas recientemente.

Frente a este panorama, el científico Reynaldo Linares del Instituto para la Biología de la Conservación del Smithsonian Institute llamó la atención sobre la necesidad de generar cambios en las políticas ambientales para promover la conservación de estos ecosistemas, además de promover cambios de percepción desde el lado de los científicos y de la población en general quienes tienden a ver estos espacios como tierras áridas. “La gente cuando estudia o quiere ir de turista a un bosque se imagina la exuberancia de los bosques amazónicos, donde hay más variedad, por supuesto, pero se imaginan al bosque seco como algo muerto. Eso es mentira, también está lleno de especies muy peculiares y flora endémica. Todos debemos cambiar esta conciencia porque los bosques secos son tan importantes como los amazónicos. Debemos prestarles más atención”, advirtió Linares.

Y añadió que los bosques ubicados en zonas áridas también brindan una oportunidad única para su aprovechamiento sostenible, pero necesitan de más estudios y proyectos de conservación.

“Los bosques en zonas áridas, también conocidos como secos, son ecosistemas variados que incluyen los bosques andinos de Perú, las sabanas como en el caso de Brasil o de El Chaco en Argentina. Si hablamos del caso peruano, estos abundan en el norte, incluso los manglares forman parte de ellos por compartir un mismo espacio. También se consideran a los bosques ribereños en los valles desérticos entre Perú y Chile”, precisó Linares.

Panorama al interior del bosque seco en el Coto de Caza ‘El Angolo’. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Foto: NCI.

Alberto Navarro, miembro de la ONG Naturaleza y Cultura (NCI), que trabaja con biomas de tierras secas ubicados en la región de Piura, al norte de Perú, destacó la gran capacidad de almacenaje de toneladas de carbono que tienen los bosques ubicados en las  zonas áridas, como los que abundan en la costa norte peruana. “Existe un potencial grande de los bosques secos con los  proyectos REDD, los cuales pagarían a una comunidad o Gobierno por toneladas de carbono conservados en los bosques en vez de haber sido expulsados a la atmósfera y seguir incrementando el calentamiento global. Pero para esto debe haber más estudios e interés por la población en estos ecosistemas para revalorarlos”, manifestó.

Los expertos mencionan en la investigación que sus descubrimientos podrían conducir a desarrollar herramientas creativas de conservación y acciones para la restauración de los biomas. “La información disponible en nuestro estudio puede servir para mitigar el cambio climático, combatir la desertificación y apoyar la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que sustentan los medios de vida humanos”, sostienen.

Finalmente, un dato importante que se precisa en el estudio es que la extensión de bosques ubicados en tierras secas, es similar al área ocupada por los bosques tropicales, los cuales tienen una extensión de 1156 millones de hectáreas, como indica una investigación publicada en el 2000.

0 Comentarios
Valora la nota:Descubren 467 millones de hectáreas de bosque en tierras áridas nunca antes reportadas
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?