Telarañas bajo el agua: las vidas realmente extrañas de las arañas intermareales

Los científicos han descubierto una decimoquinta especie de araña intermareal, una familia de arácnidos inusuales que viven en hábitats costeros sumergidos durante las mareas altas

Una araña macho Bob Marley (Desis bobmarleyi), descubierta en Port Douglas en Queensland, Australia. | Fotógrafo: Robert Raven

(Mongabay Latam / Bhanu Sridharan). Las arañas son una de las criaturas más ubicuas de la Tierra, pues se encuentran en todos los continentes excepto en la Antártida. Se pueden hallar arañas en todos los hábitats terrestres, ya sea en cuevas subterráneas en la Amazonía o en los climas helados del Monte Everest. Pero las arañas intermareales están decididas a no dejar ni siquiera que los océanos se interpongan en su camino, y los científicos acaban de descubrir una nueva especie.

Una araña llamada así por la leyenda del reggae, Bob Marley, es el miembro más nuevo de las 15 especies conocidas de arañas intermareales. Estas arañas extrañas habitan la zona intermareal: un tramo de tierra que se sumerge durante la marea alta y se expone durante la baja. Científicos del Museo de Queensland de Australia y del Museo Zoológico de la Universidad de Hamburgo, Alemania, encontraron por primera vez la araña Bob Marley (Desis bobmarleyi) en el 2009 y la describieron en diciembre del año pasado.

“La conexión con Bob Marley fue primero a través de su canción ‘marea alta [o] bajamar’, ya que estas arañas viven en la zona de bajamar y pleamar”, dijo Barbara Baehr, investigadora del Museo de Queensland y autora principal del papel.

+ Mongabay | Centro de Rescate Amazónico: nueve mil pequeñas tortugas regresan a la selva del Perú

Un hábitat extraño

La combinación de tierra y mar en la zona intermareal crea un conjunto de hábitats muy diversos. Por ejemplo, Baehr encontró la araña Bob Marley en corales cerebro en arrecifes poco profundos en la costa rocosa de Queensland. Pero otra especie intermareal, Desis formidablis, o la formidable araña, vive bajo rocas en costas rocosas y se esconde en los mejillones en Sudáfrica. Hasta la fecha, los científicos han registrado arañas intermareales a lo largo de las costas de Australia, Nueva Zelanda, el sur de África, las Islas del Pacífico e India.

Se ha descubierto que la araña intermareal más conocida, la araña marina (Desis marina), una especie de Nueva Zelanda, vive en los rizoides de un quelpo gigante, el quelpo de bull, un tipo de alga marina. Los rizoides son como las raíces de las plantas, que permiten que el alga se adhiera firmemente a las superficies rocosas en la zona intermareal turbulenta. Las arañas intermareales se refugian en estos escondites durante la marea alta, y salen durante la marea baja para alimentarse de anfípodos, diminutos crustáceos microscópicos sin conchas.

Sobrevivir en este paisaje no es tarea fácil, dice David Schiel, profesor de ecología marina en la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda. Schiel, aunque no es aracnólogo, ha estudiado extensamente otros organismos intermareales. Dijo que además de adaptarse a la respiración debajo del agua y en la superficie, los animales en la zona intermareal necesitan sobrevivir a los cambios constantes de la temperatura y el impacto de la acción de las olas, así como en condiciones meteorológicas extremas como tormentas y ciclones.

La araña Bob Marley (Desis bobmarleyi) en un coral cerebro durante marea baja. | Fotógrafo: Paul Hoye

“En términos generales, los organismos tienen que ser bastante fuertes y resistentes para resistir estas condiciones, que pueden ocurrir de forma diaria, estacional e interanual”, dijo.

+ Mongabay | ACR Urusayhua: Machiguengas lideran conservación frente al avance del narcoterrorismo

Adaptarse para sobrevivir

Mientras organismos como mejillones, lapas y mariscos han desarrollado adaptaciones físicas para sobrevivir en este ambiente salvaje, las arañas intermareales se desarrollaron de forma muy parecida a sus parientes terrestres. Entonces, ¿cómo respiran bajo el agua? En 1967, Bruno Lamoral, aracnólogo del Museo Natal en Sudáfrica, intentó resolver este misterio estudiando la formidable araña.

Lamoral descubrió que la araña es capaz de permanecer bajo el agua hasta 24 horas seguidas gracias a una notable adaptación: pequeños pelos en su cuerpo repelentes al agua, conocidos como pelos hidrófugos, que atrapan una capa de aire a su alrededor.

Desis formidablis, la formidable araña de Sudáfrica, tiene pequeños pelos que repelan el agua y atrapan el aire cuando está bajo el agua. | Fuente: www.scientistinlimbo.com | Fotógrafo: Sally Sivewright

Lamoral creía que la araña tenía más trucos bajo la manga. Durante su estudio, notó que logró mantenerse bajo el agua incluso después de que el oxígeno en la capa de aire se agotara, y especularon que todo el cuerpo de la araña actuó como una agalla fijando el oxígeno del agua. Desafortunadamente, no fue capaz de precisar cómo exactamente podría suceder esto.

Más de una década más tarde, en 1983, Donald Mcqueen y Colin McLay de la Universidad de York en Canadá y la Universidad de Canterbury, respectivamente, describieron adaptaciones más complejas en su estudio de las arañas marinas en Nueva Zelanda.

+ Mongabay | Premios Whitley: el biólogo argentino que ganó el “Oscar Verde” por proteger a los pingüinos

Telarañas bajo el agua

De alguna manera, el quelpo de bull es un hábitat aún más difícil porque está completamente expuesto durante las mareas bajas extremas. Entonces, a diferencia de su primo sudafricano, la araña marina a veces se sumerge por días. Sin embargo, Mcqueen y McLay descubrieron que no dependían de las agallas físicas.

En cambio, las arañas marinas tejen gruesas telarañas dentro de los rizoides que atrapan suficiente aire para que puedan sobrevivir a la sumersión. Al examinar las telarañas, los científicos se dieron cuenta de que las arañas escogían espacios que podían contener suficiente aire para su tamaño corporal. Los que no lo hicieron, perecieron.

La combinación de tierra y mar en la zona intermareal crea un conjunto de hábitats muy diversos donde habitan arañas como la Desis bobmarleyi. | Fotógrafo: Robert Raven

Para aprovechar al máximo su oxígeno almacenado, las arañas marinas también reducen su frecuencia respiratoria, respirando con menos frecuencia que sus primos que viven en la tierra. También usaron hasta el 90 % del oxígeno en su nido.

Gracias a estas estrategias, las arañas marinas pueden llevar una vida muy plena dentro de estos mantos de algas marinas. Ellas cazan anfípodos que también viven en algas marinas, se mudan con parejas potenciales e incluso anidan bajo el mar. Las arañas solo necesitan la marea baja para encontrar parejas.

+ Mongabay | Venezuela: invasión de mineros ilegales en Carabobo provoca redada militar y 3000 detenciones

Tantas preguntas interesantes

Desafortunadamente, la investigación sobre la ecología de estas fascinantes criaturas parece haberse detenido desde la década de 1980. Además del descubrimiento de la araña Bob Marley, la única información reciente fue un estudio del 2017 que informa varias ubicaciones nuevas de la araña marina en Nueva Zelanda.

Cor Vink, curador de historia natural en el Museo de Canterbury en Nueva Zelanda y autor principal de ese estudio, dijo que los registros de la araña marina eran muy escasos, “pero una vez que desarrollamos una buena técnica para encontrarlos aparecieron en más lugares y en números mayores que los previamente conocidos”.

Para las otras 14 especies de arañas intermareales conocidas distribuidas por todo el mundo, incluso esa información básica sobre distribución y población hace falta.

Los rizoides del quelpo de bull en Nueva Zelanda pueden albergar a Desis marina, la araña marina, bajo el agua durante varios días. | Fuente: Wikimedia Commons (CC-BY-SA-3.0) | Fotógrafo: Stug Stug

Aunque no estaba seguro de por qué las arañas intermareales son tan poco estudiadas, Vink se entusiasmó con el descubrimiento de la nueva especie. “Es interesante que todavía se encuentren nuevas especies en hábitats tan inusuales”, dijo.

Pero, ¿qué tan seguros serán esos hábitats en el futuro?

Según Schiel, las poblaciones de algas marinas son en gran parte estables y crecen principalmente en lugares alejados de la habitación humana en Nueva Zelanda. Sin embargo, este puede no ser el caso para otros hábitats de arañas.

“Debido a su posición entre la tierra y el entorno marino completo, las áreas intermareales están sujetas a impactos en ambas direcciones”, dijo Schiel, citando una lista de amenazas en todo el planeta que incluyen escorrentía agrícola, exceso de nutrientes, sedimentos finos de la tierra y aumento de los niveles del agua y las temperaturas del mar, todo lo cual podría afectar a las arañas intermareales.

Vink cree que estas arañas inusuales continuarán atrayendo a más científicos en el futuro.

“Hay tantas preguntas interesantes”, dijo. Por ejemplo, “¿cómo funciona su telaraña en el agua salada? ¿Cómo sobrevive sumergido durante tanto tiempo? ¿Cómo sabe cuándo vuelve la marea alta?”.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí.

0 Comentarios
Valora la nota:Telarañas bajo el agua: las vidas realmente extrañas de las arañas intermareales
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?