Análisis | ¿Por qué escogí FIFA 17 y no PES 2017?

Esta vez, el videojuego licenciado por EA Sports terminó por convencerme, pero más por las falencias de la competencia.

Realismo. FIFA 17 es más completo que PES 2017. | Fuente: EA

Quiero aclarar que este no es un análisis profundo de FIFA 17, sino una explicación de porqué terminé escogiendo esta entrega.

Como fanático del fútbol, esta parte del año es importante para mí. Además de ya haber analizado cómo afrontarán los equipos europeos lo que resta de la temporada que empezó en septiembre, también se inicia el enfrentamiento entre las nuevas versiones de los videojuegos de fútbol.

Yo he sido un fiel hincha de PES. Su simulación, gráficos –en el mayor de los casos– y control han hecho que escoja el de Konami en los últimos seis años. Sin embargo, a mediados del 2016, cuando detallaban las cosas que traía el juego, la balanza terminó inclinándose por el FIFA 17.

El sistema de juego de FIFA 17 es más simple que el PES 2017. | Fuente: Play Zone

Pero, ¿qué puntos exactos fueron los que me convencieron? Primero expliquemos los contras del Pro Evolution Soccer de este año, que, para esto, son muchos.

PES 2017: menos licencias

No es ninguna novedad que los FIFA siempre han tenido mayores licencias de equipos y ligas que su competidor. Si bien el PES se apropió, desde hace un tiempo, de los derechos de la Champions League, Europa League y Copa Libertadores, cada vez descuidaban otras de ellas. Y este 2016 no ha sido la excepción.

Ya sabemos que los equipos de la Bundesliga fueron obviados por sus desarrolladores hace varios años, pero esta vez sorprendieron retirando a las escuadras de la Liga de España, a excepción del Barcelona y Atlético de Madrid. Así es, por primera vez el juego dejó de lado al Real Madrid, llamado en esta edición ‘MD White’. Pero no es el único. El Bayern Munich y la Juventus, equipos grandes del viejo continente, tampoco están disponibles en el juego. El primero ni siquiera aparece en la lista.

Real Madrid y Juventus están totalmente licenciados en FIFA 17 | Fuente: Play Zone

Como lo dije, si algo ha hecho atractiva la popular saga de Konami es el realismo en la jugabilidad, pero hasta el fan más leal no verá con buenos ojos no poder contar con algunas licencias de equipos de élite.

¿Algo más? Cuando probé el demo de PES 2017 parecía que estaba jugando la versión del año anterior. El juego sigue apostando por el FOX Engine, sin cambios drásticos con respecto al del 2016. Es cierto que hay detalles a destacar, como los rostros que han sido mejorados, pero es solo con los equipos con los que tienen acuerdos, como el Barcelona.

Fifa 17: como en la cancha

Este año, EA le dio una nueva cara a su saga de fútbol. FIFA 17 nos muestra el mejor juego de este deporte hecho técnicamente hasta la fecha en cuanto a gráficos. El nuevo motor Frostbite ha realizado un gran trabajo visual dándole mayor realismo tanto en la cancha como en las tribunas o banca de suplentes (así es, en el mayor de los casos vemos a los técnicos de la Premier League, como Arsene Wenger o José Mourinho, dando indicaciones desde la zona técnica).

El motor gráfico Frostbite se hace notar en cada detalle en FIFA 17. | Fuente: EA Sports

Pero el punto que terminó por convencerme, como ya lo mencioné, fueron las licencias. Casi todos los clubes y ligas están licenciadas, y esto es decir mucho, ya que cuenta con 35 ligas de todo el mundo. Esto también se refleja en los estadios. Tiene más del triple que su rival, aunque falta el Camp Nou, porque los derechos del Barcelona los tiene PES.

Hay que resaltar que cuando digo que Pro Evolution Soccer tiene mayor realismo, no quiere decir que FIFA tampoco lo tenga. En los últimos años, EA le ha dado una evolución a su jugabilidad y es más táctico que su contrincante. Sí, es más directo, con pases más perfectos, pero esto no quiere decir que esté muy por debajo del otro. La marca es algo más complicada para mí. Se tiene que quitar el balón en el momento justo, sino la puedes pasar mal en cuanto estás en tu campo.

La principal novedad ha sido la revolución en las jugadas con pelota parada. Otro factor que inclinó la balanza: ahora los corners, tiros libres y penales tienen más estrategia y quizás puedas enviar la pelota, ya sea centro o remate, donde realmente quieras ponerla. En el PES no se ha visto un cambio como este. En algunos momentos, como en los penales, no sabes en qué dirección está yendo el disparo.

Pep Guardiola en FIFA 17. Los técnicos de la Premier League están presentes. | Fuente: Play Zone

El abanico de modos de juego es superior al de PES, con muchas más alternativas. Destaca la inclusión de ‘The Journey’ (El Camino), un modo historia en el que nos convertimos en Alex Hunter, un jugador inglés que está en la búsqueda de convertirse en estrella del fútbol. Este tiene cinemáticas en los camerinos, entrenamientos y otros que nos dan una idea de cómo se vive el deporte rey desde adentro.

Conclusión

Los equipos reales, su simplicidad, gráficos y esa sensación de vivir como si estuvieras dentro de la cancha, o también como un espectador desde tu sala, han hecho que me incline este año por el FIFA 17. Quizás es pronto para decidirlo, pero estaré adquiriendo el juego de fútbol de EA Sports por unos años más, siempre y cuando Konami dé un salto en cuanto a licencias (aunque este problema parece que nunca se arreglará). La pelota está en la cancha, solo tú escoges el mejor según lo que buscas.

¿Qué opinas?