Existen personas que se obsesionan con el trabajo incluso en vacaciones, por ello suelen mantenerse alerta con los aparatos electrónicos. | Fuente: Shutterstock

¿Cómo desconectarte del trabajo y realmente disfrutar de tus vacaciones?

Según un estudio realizado por el OBS Business School, el 39 % de los trabajadores se mantiene conectado al trabajo por iniciativa propia durante las vacaciones.

En esta era impulsada por la tecnología, nos hemos obsesionado con el trabajo. Si bien es cierto que nuestros teléfonos, tabletas y computadoras portátiles pueden servir para entretenimiento, educación y juego, para algunos de nosotros significa “ambiente de trabajo”. Esto puede significar que revisemos casualmente nuestros teléfonos, incluso mientras estamos en la sala de cine con familiares o amigos.

Si te resulta difícil desconectarte de tus dispositivos electrónicos mientras estás de vacaciones, toma nota de estos consejos.

1) Limpia tu bandeja de entrada. Ponerse al día con los correos electrónicos, los tweets, las actualizaciones de las redes sociales, los mensajes y las consultas antes de salir de vacaciones puede ayudar a disminuir las preocupaciones no deseadas. Al navegar por tu bandeja de entrada y responder a llamadas de última hora, puedes asegurarte que cuando regreses al trabajo después de tus vacaciones no tendrás encargos acumulados.

2) Coloca los aparatos electrónicos en modo avión. Una forma extraordinaria de mantenerse en contacto con las llamadas telefónicas, pero no con la conexión Wi-Fi, es la conveniente configuración de “Modo avión”. Esta te permitirá usar las funciones básicas de los aparatos, como tomar buenas fotos de tus vacaciones, mientras te mantienes alejado de Internet y las redes sociales.

3) Disfruta de tus vacaciones. Recuérdate que estás de vacaciones. Asimila que tomarse un descanso de los agotadores 365 días laborales es una recompensa por todo tu trabajo duro y, a la vez, es una experiencia que trae muchos beneficios para la salud, como disminuir la presión arterial, reducir el estrés, mejorar el estado anímico y la calidad del sueño. 

4) Enfócate en tu familia y amigos. Rodéate de tus seres queridos y maximiza tu experiencia de vacaciones revisando las actividades locales y los recorridos que pueden realizarse junto con amigos y familiares. Intenta elegir atracciones o restaurantes que estén orientados a ellos. Asegúrate de que tus seres queridos se conviertan en el centro de tus vacaciones.

5) Aprende un nuevo hobby. Sumérgete en un nuevo pasatiempo que hayas encontrado. Ya sea que se trate de pintar, dibujar, viajar, hacer jardinería, andar en bicicleta, trotar o pescar, prueba algo nuevo y creativo que pueda mantener tu cabeza ocupada.

6) Practica la introspección. Finalmente, realiza meditación y reserva un “tiempo de reflexión”. Esto se puede hacer a través de un diario escrito o un blog, leer artículos o novelas, escribir cuentos, practicar yoga o incluso dar un largo paseo.

Ya lo sabes. En estas vacaciones de verano, comienza a desconectarte. Haz planes con tus familiares o amigos, practica un deporte o descubre un nuevo pasatiempo. Recuerda que disfrutar abiertamente de tus vacaciones te permite reponer energías y fuerzas para un nuevo y exitoso comienzo laboral. Cuidar de tu salud depende de ti.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.