La piel de los niños es más propensa a sufrir quemaduras. En la infancia se recibe entre el 50 y 80 % de la exposición solar de toda la vida. | Fuente: Shutterstock

Cómo proteger del sol a tus hijos en vacaciones

Estamos seguros de que estos días veraniegos se pasarán en familia. Por eso es importante que tengas en cuenta los cuidados necesarios para proteger la piel de tus hijos ante los inclementes rayos de sol.

La piel de los niños es más suave y delgada, lo que hace que la probabilidad de que sufra quemaduras sea mayor que la del adulto. Expertos aseguran que en la infancia se recibe entre el 50 y 80 % de la exposición solar de toda la vida.

Según estadísticas de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, el melanoma o cáncer de piel conforma solo el 1 % de los casos de cáncer, pero causa la gran mayoría de muertes por este tipo de afección. En este sentido, los cuidados nunca serán excesivos cuando se trata de preservar la salud de los niños.

Con estos consejos podrás proteger la piel de tus pequeños sin dejar la diversión de lado:

1) Mantén la piel de los niños limpia y desinfectada, ya que esta tiene menos defensas naturales frente a las infecciones. El baño diario corto, con agua templada y acompañado del uso de jabones sin detergentes será el primer paso para preservar el bienestar de los pequeños. De esa manera, logras la desinfección y humectación de la piel al mismo tiempo.

2) Aplica sustancias hidratantes sin perfumes en la piel de tus hijos; como aceites, lociones, leche o cremas.

3) Eviten la exposición al sol en las horas centrales del día. Las mejores horas para tomar el sol son de 9 a 11 de la mañana y después de las 3 de la tarde.

4) Haz que tus hijos tomen mucha agua potable para evitar la deshidratación.

5) Viste a los niños con ropa ligera, gafas de sol, gorras, sombreros o camisetas.

6) Aplica el uso adecuado de protector solar en tus hijos. Este debe ser superior a 15 FPS, resistente al agua y que proteja de los rayos UVA y UBV. Debes aplicarlo media hora antes de salir y reaplicar cada dos horas.

El cáncer de piel es una enfermedad que se desarrolla con el paso de los años y que surge a causa de los pocos cuidados durante nuestras primeras etapas de vida. Recuerda que el mejor cuidado es evitar la exposición innecesaria a los rayos del sol.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.