El riesgo para la salud de los animales domésticos es grave. Podrían presentar problemas cardíacos, de respiración o incluso la muerte. | Fuente: Shutterstock

Consejos para cuidar a tu mascota de los golpes de calor

Un golpe de calor es la sofocación debido a las altas temperaturas, lo que causa problemas de respiración, cardíacos e incluso la muerte. Por ello, conoce cómo proteger a tu mascota.

El verano ya comenzó y, con el pasar de los meses, la temperatura aumentará. Esto es un problema para muchas personas, pues el calor sofocante nos impide realizar nuestras actividades con comodidad. Y también es un problema para nuestras mascotas, las cuales podrían sufrir consecuencias incluso fatales debido a los golpes de calor.

El riesgo para la salud de los animales domésticos es grave. La sofocación que sufren podría ocasionarles problemas cardíacos, de respiración e incluso la muerte. Dicho riesgo crece más para aquellas mascotas que se quedan en espacios muy cerrados, como perros o gatos que viven en departamentos muy pequeños. Otra situación es dejar a tu mascota en tu auto cuando realizas las compras, ya que en solo 10 minutos podría sofocarse cuando la temperatura del carro aumenta considerablemente.

De acuerdo con el veterinario Mariano Pérez, una de las condiciones básicas para evitar que sufran golpes de calor es dejar las ventanas semiabiertas. Así, el espacio en donde se encuentren contará con mayor ventilación. Además, es importante dejarles suficiente agua en un recipiente alejado de la luz solar. En caso tengas la costumbre de dejar a tu mascota en el patio, jardín o puerta exterior de la casa, es necesario diseñar un espacio que tenga sombra para que se protejan del sol.

En el caso de los perros, si quieres sacarlos a pasear o a que hagan sus necesidades, evita las horas con alta radiación solar, es decir, el horario entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Así también te protegerás tú mismo de los rayos solares. Por otro lado, no asumas que un espacio cerrado como el carro o una habitación lo protegerán del calor, la temperatura adentro podría subir al punto de ocasionarle un golpe de calor y dañar su salud.

¿Cómo identificar si tu mascota ha sufrido un golpe de calor?

Uno de los síntomas es la falta de energía para moverse, la dificultad para respirar con normalidad, temblores en el cuerpo, entre otros signos. Si identificas alguno de ellos, intenta refrescar a tu mascota con agua tibia, ubicarla en un espacio más ventilado o, en todo caso, llevarla al veterinario más cercano.

Recuerda que las mascotas más propensas a sufrir golpes de calor son aquellas que ya llegaron a la vejez. También los animales que tienen antecedentes de problemas cardíacos o respiratorios. Ten en cuenta que los gatos eliminan el calor de su cuerpo lamiendo su pelaje, mientras que los perros lo hacen por medio del jadeo. La dificultad para hacer alguna de esas cosas los pondría en riesgo.

En este verano, cuida tu salud y la de tu mascota. Nada mejor que disfrutar esta temporada calurosa sin pasar inconvenientes para mantener feliz a tu pequeño mejor amigo.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.