El estrés impide que seas productivo y corta la motivación. Además produce irritabilidad y cansancio físico y mental. | Fuente: Shutterstock

¿Estrés laboral? 5 consejos para evitarlo en este verano

Ocho de cada diez trabajadores han padecido estrés laboral en el Perú. La fatiga y el cansancio a causa del calor aumentan el riesgo de sufrir este mal, por ello te contamos cómo evitarlo.

El estrés laboral es uno de los temas que más aquejan a los peruanos. No es una sorpresa, puesto que más de uno se ha sentido agobiado por la irritabilidad, cansancio físico y mental, entre otros síntomas, en el trabajo. Ahora que estamos en verano, el calor aumenta la fatiga y reduce la tolerancia, lo que incrementa aún más el riesgo de sufrirlo.

De hecho, el 80 % de trabajadores ha padecido alguna vez este mal en sus jornadas profesionales, según informó el Congreso Internacional de Seguridad y Salud en el Trabajo del 2017. El estrés, además, impide que seas productivo y corta tu motivación para cumplir con tus objetivos. Estos son algunos consejos importantes con los que puedes evitarlo.

1) Hidrátate y mantén una alimentación saludable. Bebe abundante líquido para contrarrestar la fatiga. También puedes optar por frutas como la naranja, mandarina, melón o sandía.

2) Despeja tu mente. Puedes usar unos 10 minutos en tu hora de almuerzo o cuando creas conveniente para leer un libro, tomar un café en otro lugar que no sea tu oficina o simplemente caminar. Si optas por lo último, evita las horas entre las 10 a. m. y las 3 p. m., cuando el sol es más dañino.

3) Mantén objetivos realistas. Delega cuando creas conveniente y organiza mejor tus proyectos para cumplir con tus metas en un tiempo en el que de verdad puedas hacerlo. No te conviene trabajar 10 a 14 horas diarias, ya que tu productividad disminuirá.

4) Habla con tus compañeros acerca de cómo te sientes. Compartir tus emociones, problemas e inquietudes con tus colegas te ayudará a liberar la carga mental que puede aquejarte. Además, puedes recibir soluciones.

5) Revisa que tu espacio de trabajo esté correctamente ventilado. No abuses del aire acondicionado, pues una temperatura muy fría podría causarte males respiratorios. 

Recuerda que muchos factores intervienen en la generación de estrés, no solo la fatiga y la angustia a causa del calor. Por ejemplo, este mal se relaciona con la ansiedad, el mal manejo de los tiempos, la incapacidad para cumplir con todas las tareas en el trabajo, etc. Por ello, siempre conversa con las personas con las que trabajas para arreglar la situación, llegar a un acuerdo y organizarse mejor. También puedes acudir a un especialista en un centro médico. Tu salud deber ser tu prioridad.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.