El método ABCD permite identificar algunos de los signos habituales del cáncer de piel. | Fuente: Shutterstock

Método ABCD: cómo prevenir el cáncer de piel en el verano

Incluso si has protegido tu piel cuidadosamente durante todo el verano, es importante seguir vigilándola en la intimidad de tu hogar.

A lo largo del año, y especialmente en verano, cuando la exposición prolongada al sol puede ser fatal, debes examinar tu piel de pies a cabeza, al menos una vez al mes, en busca de lesiones sospechosas. Los autoexámenes pueden ayudarte a identificar de manera temprana posibles cánceres de piel que, en la mayoría de los casos, se pueden curar por completo.

Es tan vital atrapar el melanoma, la forma más letal de cáncer de piel, que la Sociedad Americana Contra El Cáncer desarrolló una estrategia específica para el reconocimiento temprano de la enfermedad: el método ABCD.

Este consiste en una guía ​detallada para ayudarte a identificar algunos de los signos habituales de melanoma. Notifica a tu profesional de salud si notas cualquiera de los siguientes tipos de desarrollos de la piel en la forma de lunares u otros bultos.

- A significa ASIMETRÍA: cuando la mitad de un lunar o marca de nacimiento no concuerda con la otra.

- B significa BORDES: sus bordes son desiguales, irregulares, con muescas o borrosos.

- C es para COLOR: el color no es el mismo en todas partes, pero puede tener diferentes tonos de marrón o negro, a veces con parches de rojo, blanco o azul.

- D es para DIÁMETRO: cuando el área es más grande que 6 milímetros (aproximadamente ¼ de pulgada o del tamaño de un borrador de lápiz) o está aumentando de tamaño.

¿Cómo prevenir el cáncer de piel?

A través de la protección solar, la visita regular al dermatólogo y la revisión periódica de lunares; asimismo, es importante tener cuidados como:

- Evitar la exposición al sol desde las 10 hasta las 16 horas, cuando la radiación es más fuerte.

- Aplicarse cremas con factor de protección 50, media hora antes de exponerse al sol (para que haga efecto) y renovarlo cada 2 horas, tanto en niños como en adultos.

- Usar ropa y accesorios como gorros o sombreros de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas) y anteojos de sol con filtros para la radiación ultravioleta.

- Recordar que la arena y el agua reflejan los rayos y aumentan su acción.

- Realizar mensualmente el autoexamen ABCD.

Familiarizarte con tu piel y sus diversos bultos, lesiones u otras peculiaridades pueden ayudarte a identificar rápidamente cualquier cosa nueva o inusual, así como cambios notables en lunares o lesiones existentes.

Protégete examinando y conociendo tu piel regularmente.

La responsabilidad del contenido y autoría del presente artículo es de RPP.