Gracias a:

¿Soy jefe o líder?

Si estás a cargo de un equipo de colaboradores, debes saber que eres una pieza fundamental en la empresa para la que trabajas. Conoce cómo ser un buen jefe con aptitudes de líder.

Un buen líder da el ejemplo y motiva a su equipo a alcanzar los objetivos de la empresa. | Fuente: www.blog.maestrotvsnte.mx

Si tienes a un equipo de trabajadores bajo tu mando, entonces eres responsable de que cada uno de ellos cumpla con sus obligaciones y haga su trabajo de la mejor manera. Por eso, evalúa qué es lo que más te conviene a ti, como responsable de tu área, y determina si tu equipo necesita a un líder o a un buen jefe.

La persona responsable debe ser capaz de conocer cada una de las aptitudes y competencias de sus empleados, es la única forma de poder explotar al máximo sus habilidades. Un líder, en definitiva, es capaz de inspirar y guiar a los demás; es el modelo a seguir para todo aquel que lo rodea. Además, se involucra con cada uno de sus trabajadores, fija el rumbo de la organización y motiva al resto a cumplir con los objetivos de la empresa. En cambio, el jefe, como se conoce tradicionalmente, es aquella persona que se encuentra en un nivel superior y cuenta con las facultades de mandar a los demás. Es una persona que transmite poder y autoridad, y en ocasiones, infunde temor. Aunque muchas organizaciones optan por incentivar a sus empleados de esta forma; se sabe que las personas que trabajan en un ambiente más tranquilo y amigable desempeñan un mejor trabajo.

Hay muchas maneras de conocer si tu perfil se amolda más a las de un líder o a las de un jefe; conoce cinco diferencias.

Imponer vs convencer. Mientras el líder se gana la confianza y simpatía de quienes lo rodean, el jefe basa su influencia en la autoridad que le otorga el cargo que desempeña; de esa manera, hace valer su posición y busca imponer sus ideas porque considera son mejores que las del resto. El líder por su parte, expone sus ideas, ejemplifica y convence con argumentos válidos y fuertes a los demás. No trata de desterrar las opiniones del resto, sino de construir conocimiento. 

Miedo vs confianza. Muchas veces el jefe infunde miedo y temor, ya sea porque se muestra muy estricto o porque no tiene tino para comunicarse con su equipo; por otro lado, el líder es una persona que estimula al grupo y es vista como una fuente de confianza. El líder genera entusiasmo y motiva a cada empleado a sacar lo mejor de uno, ya que sabe reconocer la dedicación y el esfuerzo que le ponen.

Organización técnica vs organización creativa. Esta es una diferencia clave para poder definir el perfil de ambos; el jefe es el que se encarga de distribuir las tareas y supervisar cada uno de los procesos, mientras que el líder trabaja con todos sus colaboradores, estimula y aporta en el proceso. El jefe hace que las tareas sean una obligación y supervisa si sus órdenes están siendo obedecidas.

Órdenes vs enseñanza. El líder enseña y comparte sus conocimientos para formar un equipo de trabajadores mucho más competentes, ya que los prepara para que cada uno de ellos alcance todo su potencial.  El jefe, por su parte, tiene el conocimiento de todo y en vez de compartirlo, se encarga de dar órdenes y supervisar el proceso.

Cumplir vs liderar. El líder busca ser una guía para su equipo; es el primero en llegar a la oficina y a todas las reuniones. Enseña con el ejemplo, por eso, siempre busca infundir compromiso y lealtad. Por otro lado, el jefe se conforma con un desempeño aceptable de sus trabajadores, es puntual al llegar a los compromisos, pero en vez de recibirlos, los espera sentado.

Sin embargo, se puede lograr ser un buen jefe si éste se involucra, apoya y guía a su equipo. Al ser una persona con amplios conocimientos sobre el tema, es capaz de brindar soluciones y delegar tareas según las habilidades de sus trabajadores. El jefe es, sin duda, figura importante dentro de una estructura de trabajo jerarquizada; por ello, lo ideal es ser un buen jefe con aptitudes de liderazgo.

¿Qué opinas?