Gracias a:

La piratería, la falsificación y el contrabando en la industria textil destruyen 460 empleos formales cada día

El comercio ilegal de prendas y accesorios de vestir representa una competencia desleal que atenta contra la industria nacional y contra la creación de empleos adecuados.

El contrabando y la falsificación mueven montos millonarios y el daño que le hacen al país es enorme. | Fuente: www.shutterstock.com

La falsificación de prendas y accesorios de vestir es un problema grave que afecta a los consumidores y al país en varios niveles. Perjudica a los empresarios formales –que ven cómo personas inescrupulosas se valen del prestigio de sus marcas para vender productos de mala calidad–, y al Estado, que no recauda impuestos necesarios para emprender obras e iniciativas que beneficien a todo el país. Finalmente, también perjudica la creación de empleos adecuados. De acuerdo con la Sociedad Nacional de Industrias, la piratería y el contrabando en el sector textil genera que cada día se pierdan aproximadamente 460 puestos de trabajo formales. En contrapartida, se genera 1.400 puestos informales, que no ofrecen beneficios sociales ni derechos laborales.

El informe de estimación de contrabando elaborado por la SUNAT señala a las prendas de vestir en general y la ropa usada en particular entre los artículos que más ingresan ilegalmente al país. Es importante ponerle coto a estas actividades. La industria textil y de confecciones –ya sea de producción nacional o de importación legal– es un potente motor para el desarrollo del país y la recuperación de la competitividad y productividad en este sector pasa por combatir la competencia desleal que plantean contrabandistas y falsificadores. Esto es clave para dinamizar la economía y generar empleos de calidad adecuadamente remunerados.

Al tercer trimestre del presente año se han realizado 6.549 intervenciones en todo el país, que significaron un monto de incautación de mercancía ilegal valorizada en S/ 413’725.624. | Fuente: www.shutterstock.com

El Estado ha redoblado sus esfuerzos para combatir este comercio ilegal. Consecuencia de ello, al tercer trimestre del presente año se han realizado 6.549 intervenciones en todo el país, que significaron un monto de incautación de mercancía ilegal valorizada en S/ 413’725.624. De este monto S/ 66’903.590 corresponde a etiquetas para ropa y prendas de vestir.

Asimismo la participación de los veedores en los controles aduaneros, asignados por la Comisión de Lucha contra los Delitos Aduaneros y la piratería que preside el Ministerio de la Producción, realizaron durante los últimos dos años (2016 y 2017) 994 aforos para la revisión física de mercancía importada correspondiente al rubro textil y confecciones. En ellos se encontraron 954 incidencias por delitos aduaneros, que generaron una recaudación por S/772.957 por concepto de pago de multas e impuestos y US$5’220.305  por ajustes realizados a mercancías declaradas por debajo del valor correcto.

Estas cifras reafirman que el contrabando y la falsificación no son delitos de poca monta. Mueven montos millonarios y el daño que le hacen al país es enorme. Piensa en ello la próxima vez que te ofrezcan un producto de origen ilegal.

La piratería y el contrabando en el sector textil genera que cada día se pierdan aproximadamente 460 puestos de trabajo formales. | Fuente: www.shutterstock.com
0 Comentarios
Valora la nota:La piratería, la falsificación y el contrabando en la industria textil destruyen 460 empleos formales cada día
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?