Estar pendientes de los celulares, laptops y tablets que hoy en día gobiernan nuestras vidas, nos hacen sentir más agotados física y mentalmente. | Fuente: www.shutterstock.com
Bienestar

Los beneficios de la desintoxicación digital

Si bien la tecnología nos mantiene conectados esta se puede convertir en una dependencia con consecuencias negativas para tu salud física y mental.

Aunque el trabajo y las nuevas formas de relacionarnos en el mundo digital hacen que cada vez sea más difícil vivir lejos de una pantalla, hay ocasiones en los que es necesario hacer un alto a la hiperconexión. Hay ciertas señales que deberían alertarnos: el uso compulsivo de Internet, el descuido de las actividades laborales y sociales, y el síndrome de abstinencia cuando no se tiene acceso al mundo online. Además, estar pendientes de los celulares, laptops y tablets que hoy en día gobiernan nuestras vidas, nos hacen sentir más agotados física y mentalmente.

Para prevenir esta fatiga tecnológica existe el llamado detox digital, el cual se trata de un periodo en el que nos desconectamos de todos los medios y artefactos digitales. Por ejemplo, establecemos un horario de lunes a viernes, que podría ser de 10 p.m. a las 6:00 a.m. -y todas las horas que podamos los fines de semana- y por ese tiempo desconectamos el Wi-Fi, la televisión y el celular.

Deja algún aparato prendido por si ocurre alguna emergencia. Una vez hecho esto, deja el resto de equipo en un área en donde no estés y disfruta del mundo real. Verás que unas semanas luego de haber hecho esto te sentirás mejor, ya que la desconexión digital tiene importantes beneficios.

A veces es necesario tener un periodo en el que nos desconectamos de todos los medios y artefactos digitales. | Fuente: www.shutterstock.com

Aquí te mencionamos algunos:

Sueño pleno: Al no estar conectado algunas horas antes de irte a dormir –ni tener los dispositivos electrónicos en tu habitación- lograrás concentrar mejor tu sueño.

Salud mental: Estar en línea todo el tiempo y ver sitios webs sin tener un por qué nos pueden llevar a estar muy pendientes de lo que los otros hacen y eso nos puede generar ansiedad. Además, el ver correos electrónicos de trabajo y seguir conectado a nuestro jefe o compañeros, luego de nuestro horario laboral, nos puede causar estrés.

Postura recta: Ya que no estaremos haciendo posturas repetidas -como mirar hacia abajo para el teléfono móvil o al frente para la laptop- nuestra zona lumbar no nos molestará. Además, no estarás sentado por muchísimo rato, por lo que es probable que camines más y acabes con el sedentarismo.

Deja tus equipos electrónicos en un área en donde no estés y disfruta del mundo real. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones