Cinco datos que quizás no sabías del cine de Corea del Norte

El cine es una de las pocas formas de entretenimiento que existe en Corea del Norte, además de ser usado por el gobierno como forma de propaganda política.

El cine no es ajeno a Corea del Norte. El país que ahora está en boca de todo el mundo por las amenazas nucleares que lanza su polémico gobernante, apela a este arte para entretener y aleccionar a su pueblo. Un informe de la BBC revela algunos datos curiosos sobre el desarrollo de esta industria en la nación de Kim Jong-un.

Historia de un secuestro. Cuando Kim Jong-il, el padre del actual líder, gobernaba en Corea del Norte dio un importante apoyo para el desarrollo del cine en su país, pero se vio rápidamente decepcionado por la calidad de las cintas. Fue entonces que ordenó el secuestro del director surcoreano Shin Sang-ok en 1978.

¿La razón? Querían obligarlo a producir películas de acuerdo con las normas de su gobierno. Shin Sang-ok logró producir títulos como Fuera de Control, una película de acción que termina con la explosión de un tren, y Pulgasari, inspirada en la japonesa Godzilla. Esta última planteaba un trasfondo de crítica al capitalismo. En 1986 el director pudo escapar durante un viaje de negocios a Viena.

Los malos. Los papeles de villanos tenían que recaer en estadounidense como herramienta de propaganda política. Según detalla la BBC, Los más reputados actores estadounidenses en Corea del Norte fueron Charles Jenkins, Larry Abshier, Jerry Parish y James Dresnock. Por lo general encarnaban a ambiciosos capitalistas.

En el trabajo. El cine es una de las pocas formas de entretenimiento que tienen los norcoreanos.  Tan es así que el gobierno dispuso que se proyecten películas en  fábricas, granjas y complejos militares

"No funciona como en Occidente, que uno compra el billete para la película que le apetece ver. Es más bien que uno va al cine a ver qué proyectan", explica Mark Morris, profesor de la Universidad de Cambridge especializado en estudios de Asia y Medio Oriente.

Ayuda militar. Corea del Norte cuenta con un departamento especialmente dedicado a proveer de soldados para una película de guerra. Este género es el que más es utilizado para la estrategia propagandística. "No sólo proveen de jóvenes gratis sino también de equipamiento militar", revela  Mark Morris

Restricciones. Son pocos los cineastas extranjeros que han logrado rodar sus películas en Corea del Norte. Los directores Lynn Lee y James Leongn tuvieron que sufrir varias restricciones en el guion y las grabaciones de su película. "A los censores no les gustaron las tomas de gente en bicicletas o con los botones de la camisa desabrochados", comentó Lee. "Creo que querían que la ciudad y las personas aparecieran ordenadas y serias y no informales", precisó.

0 Comentarios
Valora la nota:Cinco datos que quizás no sabías del cine de Corea del Norte
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?