El mundo celebra el centenario de uno de los máximos referentes de la literatura latinoamericana. Juan Rulfo, Premio Nacional de Literatura de México en 1970 y Premio Príncipe de Asturias de España en 1983.

Obras. La reputación de Rulfo se asienta en dos libros. El Llano en Llamas, compuesto de diecisiete relatos y publicado en 1953, y la novela Pedro Páramo, publicada en 1955.

A partir de estas publicaciones, el prestigio literario de Rulfo se incrementó de manera constante, hasta convertirse en el escritor mexicano más reconocido en el extranjero.

En sus obras, Juan Rulfo presenta una combinación de realidad y fantasía, por eso es considerado como un célebre narrador y creador de imágenes.

Carácter. El escritor daba la impresión de ser un hombre serio y reservado, pero detrás de esa imagen había un tipo juguetón y cariñoso, aficionado al tabaco y a la música clásica, cuentan a Efe familiares y amigos.

Entre sus admiradores se cuentan Mario Benedetti, José María Arguedas, Carlos Fuentes, Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Günter Grass, Susan Sontag, Elias Canetti, Enrique Vila-Matas y muchos otros.

Años finales. Las dos últimas décadas de su vida las dedicó a su trabajo en el Instituto Nacional Indigenista de México, donde se encargó de la edición de una de las colecciones más importantes de antropología contemporánea y antigua de ese país.

Juan Rulfo falleció en la ciudad de México el 7 de enero de 1986. Su hábito de fumar nunca lo pudo abandonar, lo que le produjo un cáncer de pulmón.

0 Comentarios
Valora la nota:Diez frases de Juan Rulfo para recordarlo en su centenario
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?