Real Felipe: los fenómenos paranormales de la Fortaleza

RPP Noticias visitó este importante monumento histórico del Perú.

La Fortaleza Real Felipe es uno de los más grandes monumentos históricos del Perú. Construido durante el periodo virreinal, fue el último refugio de los españoles en nuestro territorio. Cumplió un papel relevante en la colonia al proteger la zona costera del Callao de los ataques de piratas y corsarios. Sus muros, torres, pasillos y celdas guardan historias de las fieras batallas que aquí se libraron.

Escalofriante. Sin embargo, historias vinculadas a efectos paranormales también han comenzado a llamar la atención de los visitantes. Una de ellas es protagonizada por la dama de blanco; el espectro de una mujer que suele aparecer en la puerta del Torreón del Rey.

Otro relato que circula en el lugar se refiere al suicidio de uno de los militares encargados de hacer la guardia en el Torreón de la Reina. Cuentan que en 1826 el soldado, perturbado por escuchar gritos desgarradores en los calabozos, decidió lanzarse al precipicio para acabar con su vida.

También se habla del fantasma de un niño que tendría aproximadamente dos años de edad. La prueba de su espectro se encuentra en la casa del gobernador, donde misteriosamente, es posible hallar las huellas de sus pies.  
Incluso existe un pequeño cementerio que muchos no se atreven a visitar debido a la gran carga paranormal que se experimenta en el oscuro lugar.

Recorrido. Estas y otras historias forman parte de un atractivo recorrido nocturno que es anunciado dos veces al mes por la administración del Real Felipe a través de sus redes sociales. La Fortaleza también alberga documentos históricos, oleos y valiosas colecciones de la historia militar; entre sables y armas de fuego.

Visitas. La atención es de martes a domingo de 9:00 am a 4:00 pm en la Plaza Independencia (Primera cuadra de la avenida Saenz Peña en el Callao). El costo de los recorridos guiados tiene un costo de S/5.00 para escolares, S/10.00 para adultos y S/15.00 para extranjeros.

¿Qué opinas?