Perú registra aumento en las solicitudes de refugio de ciudadanos venezolanos

La Comisión Especial para los Refugiados del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú estima que 90 000 venezolanos podrían haber solicitado refugio solo en los seis primeros meses del 2018.
En enero 2018, cientos de Venezolanos esperan en la sede de la Comisión Especial para los Refugiados, en Paseo de la República, para tramitar su solicitud de pedido como refugiado. | Fotógrafo: ANDINA/Vidal Tarqui

Entre enero y junio del 2018, las solicitudes de refugio por parte de la comunidad venezolana en Perú podrían haber ascendido alrededor de los 90 000 pedidos, informó Patricio Rubio, secretario ejecutivo de la Comisión Especial para los Refugiados del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Según el funcionario, un promedio de 15 000 solicitudes fueron presentadas cada mes desde el inicio de este año. “En el 2017 hemos tenido 34 167 solicitudes y el 97% eran de Venezuela. Este año, en enero, recibimos nada más que 15 000 solicitudes y en febrero, 16 000. En 2018, los venezolanos son el 99% de los solicitantes”, explicó en una entrevista a RPPData. 

Las cifras suponen un notorio aumento con respecto a los años anteriores. En el 2015, la comisión recibió 435 solicitudes, de las cuales el 41% eran de Venezuela. En el 2016, la cifra se multiplicó por diez y llegó a las 4 366 solicitudes de refugio. El 82% de los solicitantes eran de Venezuela. 

Sin embargo, no todos los solicitantes obtienen la condición de refugiado. Hasta la fecha, solo 292 venezolanos fueron reconocidos por el Estado peruano desde el 2015, precisó Rubio. En 2017, 102 personas de esta nacionalidad fueron reconocidas. Pero en 2018 esta cifra podría aumentar. Hasta mayo, 56 personas obtuvieron esta protección.

“A partir del año pasado hemos empezado a recibir muchos casos que sí califican como refugiados, y esa cifra sigue creciendo. Hay mucha gente que sale por razones económicas, falta de alimentos, falta de medicinas, y ellos vienen por una motivación que no es propiamente de refugio. Es decir, que no hay una situación de persecución en su contra”, añadió Rubio.

El reconocimiento de esta condición depende de la Convención sobre el estatuto de los refugiados, que data de 1951 y reconoce como refugiado a una persona que tiene un temor fundado de persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas que se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no puede, a causa de estos temores, o no quiera acogerse a la protección de tal país.

Menores de edad no acompañados

Este año por primera vez, aumentó la presencia de menores de edad no acompañados como solicitantes de refugio, mencionó Patricio Rubio. Once casos han sido recibidos por la Comisión Especial para los Refugiados.

“Antes teníamos uno o dos casos por año. Pero la semana pasada, casi todos los días tuvimos casos de menores de edad: algunos acompañados, otros no acompañados y también casos de menores de edad embarazadas”, detalló Rubio. 

Naciones Unidas abre oficina en Lima

En el día mundial del refugiado, 20 de junio, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) anunció que su oficina en Lima estará operativa a final de mes para apoyar a los miles de venezolanos que han solicitado refugio en Perú, frente a la crisis humanitaria en su país que ha provocado la salida de más de 1,5 millones de personas.

“En Perú, sabemos que viven 320 000 venezolanos. Esta cifra podría llegar pronto a los 400 000. Las cifras incrementaron en los últimos seis meses”, explicó Bertrand Blanc, jefe de la Oficina Nacional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Perú. 

ACNUR estará presente en la frontera norte (Tumbes) y del sur del país (Tacna) para orientar a los solicitantes y evitar su posible captación a través de redes de trata de personas y permitir que el ingreso se haga de forma segura.

“En Tumbes, se está creando un centro binacional con Ecuador. También se abrirá un centro de salud dirigido por la Cruz Roja. Lo que puede hacer la oficina de Naciones Unidas para los refugiados en Perú es un trabajo de integración para que estas personas logren tener acceso a la salud o a la educación”, añadió.

La Superintendencia Nacional de Migraciones informó a inicios de este mes que 3 000 venezolanos ingresan diariamente al Perú. Sin embargo no todos permanecen en nuestro país y transitan hacia otros países de la región. 43 000 venezolanos tienen actualmente el Permiso Temporal de Permanencia, lo que les permite trabajar de forma legal.

Blanc también señaló que se realizará un censo de los venezolanos en Perú, con el objetivo de conocer las necesidades de esta comunidad así como realizar un seguimiento de su condición.

Según ACNUR, más de 166 000 nacionales venezolanos presentaron nuevas solicitudes de asilo en diferentes países latinoamericanos desde el 2015, tres cuartas partes en 2017.

Niños de Guatemala, Honduras y el Salvador en un albergue del ACNUR en México. Los menores viajaron sin un acompañante adulto. | Fotógrafo: Foto de archivo: ACNUR/Sebastian Rich

El último informe anual estadístico de ACNUR, Tendencias Globales, revela que más de 25,4 millones de refugiados han tenido que huir de su país por los conflictos y la persecución. Esta cifra aumentó este año por 2,9 millones en comparación al 2016. Es el mayor aumento registrado por la institución en un solo año.

A raíz de la crisis política en Centroamérica, tres países latinoamericanos se encuentran este año dentro de los principales países de origen de los nuevos solicitantes de asilo entre 2008-2017: El Salvador en cuarta posición (59.4 mil), Guatemala en séptima posición (36.3 mil) y Honduras en octava posición (34.9 mil).  

En el 2017, 68 millones de personas fueron desplazadas.

Información práctica: Guía de información para refugiados y solicitantes de la condición de refugiado.

0 Comentarios
¿Qué opinas?