Lava Jato: la investigación que reveló la megacorrupción en Latinoamérica

Entre el 2004 y el 2012, por lo menos cuatro constructoras entregaron unos 3 mil millones de dólares en sobornos para empresarios y políticos.

Carretera Interoceánica Sur. | Fotógrafo: ANDINA

La tremenda investigación del caso Lava Jato, que ya tiene a varios exfuncionarios de por lo menos cuatro empresas constructoras tras las rejas y a un expresidente peruano prófugo y con un mandato de prisión preventiva, está aún empezando a mostrar resultados.

Es imposible prever qué tan lejos llegarán sus consecuencias. Pero para poder entender de qué va y en especial, a dónde va, aquí le contamos cuáles fueron las primeras pistas que llevaron a desarrollar este mega proceso y los principales hitos que pasaron, casi inadvertidamente, ante los ojos de la opinión pública.

1. La operación Castillo de Arena

La constructora Camargo Correa inició sus operaciones en la década de 1920 transportando arena para grandes obras de infraestructura. Su crecimiento fue sostenido y exitoso. Actualmente está presente en más de 40 países de todo el mundo.

Aparentemente, esta empresa no fue del todo honesta en su desarrollo. Un anónimo denunció que desde hacía varios años, Camargo Correa formaba parte de una red de lavado de activos con administraciones y libros contables paralelos.

En 2008 la policía de Sao Paulo inició entonces un seguimiento. Lo que empezó siendo una investigación de lavado de activos acabó revelando todo un sistema de aportes a partidos políticos en campaña con la intención de asegurarse millonarios contratos con los gobiernos de turno de todo Latinoamérica.

Cuatro directivos de Camargo Correa fueron detenidos y se encontró muchas evidencias de este supuesto esquema de aportes ilícitos. Pero extrañamente, los directivos empezaron a ser liberados por la justicia brasilera y los abogados de Camargo Correa se salieron con la suya. La investigación fue archivada por haberse iniciado con un testimonio anónimo.

Muchas pruebas fueron recopiladas durante esta investigación, se especula incluso que existe entre ellas referencias a Alejandro Toledo y a Alan García, pero nada de eso podrá ser usado como evidencia luego de que, por cuestiones de la legislación brasilera, el proceso fue archivado y anulado.  

2. Operación Lava Jato

Resulta que lo mismo de lo que se acusó a Camargo Correa, lo hacían incluso en mayores cantidades, varias otras empresas constructoras brasileras: Odebrecht, Queiroz Galvao, Andrade Gutierrez, y la misma Camargo Correa, si es que no aparecen más.

Se ha calculado que entre el 2004 y el 2012 se ha entregado unos 3 mil millones de dólares en sobornos para empresarios y políticos.

Todo empezó en el año 2013, la policía fiscal del estado de Curitiba en Brasil investigó a Petrobrás, una de las más grandes empresas estatales de Latinoamérica. A raíz de esta investigación, en marzo del 2014, 24 personas fueron detenidas en ese mismo país.

Dilma Roussef, expresidenta de Brasil y en este entonces ministra de Energía, terminó involucrada y relevada de la presidencia cuando se comprobó que, en esa época, ella misma creó como ministra, una política que facilitaba el otorgamiento de obras e incentivó los sobornos y la corrupción.

3. Marcelo Odebrecht

Detenido por la justicia en 2015, Marcelo Odebrecht, dueño de la constructora, tendría que purgar 19 años de prisión por los escándalos de su empresa. Él y otros 80 funcionarios de Odebrecht se acogieron a la colaboración eficaz y empezaron, desde noviembre del año pasado a contarle todos los detalles de las operaciones ilícitas a la justicia.

Jorge Simoes Barata era el representante de Odebrecht en Perú y sí, él también se acogió a la colaboración eficaz. Y es por sus palabras que muchos de los funcionarios y exfuncionarios peruanos tendrán que pasar inevitablemente por los tribunales.

Marcelo Odebrecht fue detenido en 2015. Desde entonces ha cooperado con la Policía Feberal de Brasil y ha revelado nombres de empresarios y políticos que han participado en la red de megacorrupción. | Fuente: EFE

4. Las obras en la mira

15 grandes obras de infraestructura realizadas o realizándose en Perú ya están siendo investigadas por la justicia brasilera y peruana por los altos sobrecostos que han tenido en su construcción, por algunas irregularidades en el otorgamiento de las buena pro o por algunas cosas extrañas que han ocurrido con adendas y arbitrajes.

La obra más importante por la que se investiga a Alejandro Toledo es la carretera Interoceánica, entre otras. El San Benito para Alan García y demás funcionarios del gobierno aprista (que ojo, ya hay algunos presos) será el metro de lima, mejor conocido como el tren eléctrico. Y la gran obra a investigar del gobierno de Ollanta Humala será el gasoducto sur peruano.

Si bien en el gobierno de Alberto Fujimori es en el que más obras se han realizado con la cuestionada Odebrecht, estas obras, también con sobrecostos no han sido aun integradas a la investigación.

El expresidente Alejandro Toledo hubiera recibido $20 millones en sobornos por parte de la empresa constructora brasileña Odebrecht. Toledo se encuentra actualemente en Estados Unidos desde dónde ha declarado que no regresará al Perú para declarar frente a la Fiscalía. | Fotógrafo: ANDINA

5. Alejandro Toledo

Las delaciones de Barata lo encontraron fuera del Perú, pero quizás sería de ingenuos creer que lo tomaron por sorpresa. Según se ha denunciado, el ex presidente de los 4 suyos habría recibido 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht para favorecerlo en la concesión de las carreteras interoceánicas.

El expresidente sigue no habido y a estas alturas es imposible prever el desenlace de la historia. Lo que quizás sí sea posible prever es que no será el último exmandatario peruano con la espada de Damocles de Odebrecht pendiendo sobre sus cabezas.

********************************

Redacción: Eugenia Guevara.

Fuentes: IDL-Reporteros Convoca.pe.

0 Comentarios
Valora la nota:La investigación que reveló la megacorrupción en Latinoamérica
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?