Los pecados capitales pasaron a la fama gracias al arte de Dante Alighieri y su magnífica obra "La Divina Comedia", del siglo XIV. Estos en verdad representan los malos hábitos que llevan al hombre al infierno, o sea a su condenación.

Según el catedrático de la Universidad de Palermo, Mariano Joaquín Lombardi, estos vicios o defectos en el seno de una empresa podrían llevarlos directamente al infierno. Ahora que conmemoramos Semana Santa es prescindible que reflexiones al respecto, y si estás cayendo en uno de estos puntos reacciones a tiempo y evites que hundan tu empresa.

1. Avaricia. Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas. Una empresa avara solo piensa en la rentabilidad y no en general valor para sus colaboradores o clientes. 

2. Envidia. Es sentir tristeza por el bien que le sucede a otro o alegría cuando le va mal. Una firma envidiosa vive mirando a la competencia. 

3. Gula. Es el exceso desordenado por comer y beber y se puede aplicar a empresas cuyos gerentes quieren aplicar todas las tendencias.

4. Ira. Apetito o deseo de venganza. La empresa disfruta someter a sus proveedores, competidores y hasta a sus clientes. 

5. Lujuria. Es el vicio del deseo desordenado de lo sensual o sexual. La compañía sobrecomunica o usa malas promociones para atraer a sus clinetes. 

6. Pereza. Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos obligados. En este caso, la gerencia aplica la ley del mínimo esfuerzo. 

7. Soberbia. Altivez y apetito desordenado de ser preferido a otros. La compañía soberbia es la que no reconoce sus debilidades y esto puede condenarla al fracaso. 

0 Comentarios
Valora la nota:Los siete pecados capitales que no deben cometer las empresas
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?