Prevención: Así se han preparado municipios, regiones y ministerios

El año pasado se invirtió más de S/1.365 millones, pero no fue suficiente para prevenir el impacto del Fenómeno del Niño, según economista Carlos Casas.

Gobiernos regionales son los que menos han gastado hasta la fecha. | Fuente: Andina

El Fenómeno del Niño ha caído como un azote sobre la costa peruana y la mayoría de ciudades, incluyendo Lima, parecen no estar preparadas para enfrentar el desborde de los ríos. ¿Pero cuánto presupuesto tiene el Estado para la atención de emergencias por desastres? Y más importante aún ¿cuánto se ha gastado hasta el momento?

Las cifras no son muy alentadoras. En su conjunto el país cuenta con un fondo de S/1.093 millones  para la reducción de vulnerabilidades y atención de emergencias por desastres, pero hasta la quincena de marzo solo se ha ejecutado el 10.3%  (S/97.2 millones) de ese presupuesto, según el portal de Transferencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El investigador de la Universidad del Pacífico, Carlos Casas, sostiene que esa cifra refleja la todavía falta de capacidad de gestión que existe en todos los niveles de Gobierno para ejecutar el presupuesto público, incluso en situaciones de emergencia.

“Probablemente dado el gasto que se hizo el año pasado y no ocurrió (el Fenómeno del Niño) creo se bajó la guardia y eso se ha reflejado en esa cifra. Eso nos ha pasado la factura, justamente esa falta de gestión que han tenido todos los niveles de Gobierno”, dijo Casas en entrevista con RPP Noticias.

 

Los más lentos

Pero los más lentos en el gasto han sido los Gobiernos regionales. De los S/293 millones asignados para estos fines, solo han utilizado el 6.5% del presupuesto (S/15.7 millones) hasta la fecha. Sin embargo, hay regiones que incluso están por debajo de ese promedio.

De las 26 regiones 12 han ejecutado menos del 6% de su presupuesto para prevención de desastres, entre las cuales se encuentran zonas altamente sensibles como Ancash (0.9%), La Libertad (2.3%) el Callao (2.3%), Piura (2.9%) e Ica (3.8%), por mencionar algunas. Por el contrario, Tumbes (22.6%), Lima (22.4%) y Apurímac (16%) se han preparado mejor para esta situación.

Las municipalidades han mostrado un mejor desempeño en el uso de su presupuesto para prevención. De los S/338 millones con los que cuentan para este año han ejecutado el 14.1% (S/38 millones) a la quincena de marzo, más del doble que los Gobiernos regionales.

Sin embargo, no todos los municipios son igual de eficientes. De las 25 capitales de departamento 10 han ejecutado menos del 10% de su presupuesto para desastres, siendo Ancash (2.6%), Ucayali (3.8%) y Madre de Dios (6.6%) las que menos han gastado y Loreto (32.8%), Lambayeque (30%) y Junín (21.1%) las que más rápido han actuado.   

¿Y el Gobierno Nacional?

El Gobierno nacional tampoco ha sido muy expedito en el gasto. De los S/461 millones con los que cuentan los ministerios para la prevención, solo se ha ejecutado el 9.9% (S/43.4 millones) a la quincena de marzo, cuando el desastre ya está encima de la población.

“Gran parte de este gasto debe ir a reforzamiento de riveras, encausamiento de ríos, es decir, a todas las barreras que se puedan implementar para poder evitar estos desbordes”, sostiene el también ex viceministro de Economía, Carlos Casas.

 

No obstante, el año pasado también se invirtió en la reducción de vulnerabilidades y atención de emergencia por desastres. De los S/1.920 millones con los que se contó, justamente por temor a que se materialice el Fenómeno del Niño, se gastó el 74.7% (S/1.365 millones0.

Para Casas esa cifra se encuentra en el promedio de ejecución presupuestal de inversión pública que se realizan todos los años, pero evidentemente no alcanzó para detener el desborde de los ríos, ante la falta de mantenimiento de las obras.

No es suficiente

“Han estado en el promedio pero eso demuestra que estar con esos niveles de 70% u 80% de ejecución no alcanza, y probablemente si hubieran gastado el 100% tampoco hubiera alcanzado para estos efectos”, comentó.

El economista advierte que el Fenómeno del Niño que enfrenta el país puede restar entre medio punto y un punto al crecimiento del PBI, que antes de esta emergencia la mayoría de analistas preveían se incrementaría entre 3.5% y 3.8%.   

“Obviamente si esto se agrava y, al parecer en Ica está ocurriendo eso, y en Lima vamos a tener problemas por la pérdida de infraestructura, la conectividad que se va a perder, esto podría elevarse hasta un punto, no estamos hablando de cosas pequeñas”, advierte.

Ahora vienen los trabajos de reconstrucción de las zonas afectadas. | Fuente: Andina
¿Qué opinas?