Ahora puedes donar alimentos y deducir la donación como gasto

Todas las empresas y personas que donen alimentos ante un desastre natural podrán obtener beneficios tributarios.

La entidad perceptora de donaciones deberá contar con la documentación que acredite esa iniciativa. | Fuente: ANDINA

Desde el 1 de enero de este año aquellas empresas a nivel nacional que donen alimentos pueden deducir de impuestos hasta el 10% de la renta neta de la compañía.

Y es que tras ocho meses de su publicación y aprobación por el Congreso, el Gobierno recién reglamentó la Ley que promueve la donación de alimentos y facilita el transporte de donaciones en situaciones de desastres naturales. La semana pasada el ministro de Economía, Alfredo Thorne señaló que las empresas que donen alimentos en casos de emergencia tendrán beneficios tributarios.

Para efectos del presente capítulo se empleará las siguientes definiciones:

a) Alimentos: Cualquier sustancia comestible, ya sea cruda, procesada, preparada o cocinada, hielo, bebidas, ingredientes que cumplen con todos los requisitos de calidad legal correspondiente y que, si bien no pueden ser comercializados en el mercado por razones de apariencia, frescura, madurez, tamaño u otras condiciones equivalentes, se encuentran aptos para el consumo humano al momento de ser transferidos a la entidad perceptora.

¿Quiénes puede donar?

Cualquier persona natural o jurídica, el objetivo de esta norma es que la mayoría pueda donar, pero básicamente las empresas. Organización pública o privada sin fines de lucro calificada como entidad perceptora de donación según las normas que regulan el impuesto a la renta.

¿Qué se puede donar?

Alimentos en buen estado, entregados antes que expire su fecha de vencimiento y que puedan ser reutilizados. 

¿A quién se dona?

Al sector público, entidades de ayuda humanitaria o algunas ONG.

¿Cuánto puedo deducir?

Se puede donar hasta el 10% de las rentas netas de las empresas y si se trata de una empresa con pérdidas sólo hasta el 3%.

¿Cómo se sustenta?

La norma establece la forma en la que se efectúa la donación, sino también qué documentos son los que sustentarán la misma y cómo se realizará la fiscalización de este proceso. "Por un lado la entidad que percibe estas donaciones va a tener que emitir un documento certificando lo que ha recibido y en qué calidad recibió los bienes, además tiene que llevar un registro sobre a quienes entrega el donativo".

Seguimiento. La Sunat deberá remitir a la Comisión de Economía del Congreso un informe anual donde se detalle las donaciones de alimentos, precisando el origen, valor en soles y destino. La Digesa supervisará a las entidades perceptoras realizando visitas inopinadas, teniendo la potestad sancionadora que le confiere la Ley para tales fines.

A partir del tercer año de la entrada en vigencia de la presente Ley, los almacenes de alimentos y supermercados estarán prohibidos de desechar o destruir alimentos que tengan las condiciones para poder ser donados. El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social dictará las disposiciones pertinentes para el cumplimiento de esta obligación.

El Gerente Senior de PwC, Joseph Andrade señaló que además de este reglamento el Ejecutivo aprobó modificaciones al Reglamento para la inafectación del IGV, ISC y derechos arancelarios a las donaciones.

"La norma anterior establecía que para poder importar exonerado de derechos arancelarios era necesario la emisión de una resolución ministerial, ahora la resolución ya no es necesaria. Asimismo si importábamos mercancías restringidas que requieren algún permiso especial, se establecía todo un mecanismo de aviso y de confirmación entre el sector público correspondiente y la aduana para permitir el ingreso de las mercancías, ahora la entidad que recibe las donaciones va a poder hacer el despacho sólo con la solicitud", comentó.

Las empresas que hoy desechan los alimentos puedan donarlos a la población afectada en caso de desastres naturales. | Fuente: ANDINA
¿Qué opinas?