Southern anuncia en RPP que cancela Tía María y se va de Arequipa

Empresa minera anuncia que tras 8 años de trabajo y dos estudios de impacto ambiental, cancelan inversión de US$1,400 millones.

El proyecto de cobre y plata Tía María, en el valle del Tambo, provincia de Islay, Arequipa, se cancela. Así lo anunció en Ampliación de Noticias de RPP, el director de Relaciones Institucionales de Southern Perú, Julio Morriberón. Sin embargo, la empresa no devolverá la concesión al Estado peruano.

"Como director de Southern y como arequipeño traigo una noticia que duele tener que decirla. Hemos puesto lo mejor como empresa y como personas para hacer realidad un proyecto que iba a traer grandes beneficios para el valle del Tambo arequipa y el Perú, pero nos es imposible seguir adelante", señaló, dando lectura a una carta aprobada por la alta dirección de la empresa minera.

"Después de evaluar la total politización en el valle y la falta de decisión de las autoridades competentes, estoy aquí para anunciar la cancelación del proyecto Tía María y el retiro total de nuestra inversión en la Región Arequipa", anunció el directivo.

Luego precisó que "esta cancelación se debe a dos razones: en primer lugar, la arremetida de un nuevo tipo de terrorismo, el terrorismo antiminero, llevado adelante por un grupo violento, minoritario, pero que tiene aterrorizada a gran parte de la población. En segundo lugar, la parálisis del Estado en su rol de promover las inversiones y dar las garantías necesarias para que se pongan en marcha".

"Estamos obligados a denunciar al país este terrorismo antiminero porque siendo grupos totalmente minoritarios usan la violencia para chantajear a la mayoría que está a favor del proyecto y del desarrollo", dijo Morriberón.

ADIÓS INVERSIÓN

La inversión prevista para el proyecto minero era de US$1 400 millones de dólares, es decir un 11% sobre la cartera de US$12 500 millones prevista para los años 2015 y 2016.

Este año debía realizarse la construcción de la mina y la producción comenzaría en el 2016. Según el cronograma de la empresa, la mina iba a alcanzar su máxima capacidad de producción muy pronto, en el 2017, con 120 mil toneladas anuales de cátodos de cobre. La vida útil de la mina se estima en 18 años.

El proyecto Tía María recibió en agosto del 2014 la aprobación de su segundo Estudio de Impacto Ambiental (EIA), el cual considera el uso de agua del mar desalinizada del proyecto.

El primer EIA consideraba el uso de las mismas fuentes de agua de las que dispone la agricultura, algo a lo cual se opuso la población local. Las protestas llevaron al gobierno anterior a declarar inadmisible el estudio y suspender el proyecto.

 

EL PROBLEMA DEL AGUA

Morriberón opina que no permitir el uso del agua de la zona fue un absurdo, pues en el valle del Tambo "no falta agua, sobra agua". Sin embargo sí admitió que el proyecto no empezó con la mejor actitud por parte de la empresa. "La empresa entró con el talante de: vengo a hacerte el favor de sacar esta mina", dijo.

El directivo dijo sin embargo que esto cambió y que la empresa no solo se comprometió a no usar agua de la zona y desalinizar agua de mar, sino que puso 100 millones de dólares a disposición de la población para impulsar proyectos productivos locales.

Señaló que el proyecto obtuvo la Licencia Social el 19 de diciembre del 2013 y aunque aún no ha conseguido el permiso de construcción de la mina, una encuesta hecha hace días mostró que el 67% de los pobladores de la zona de influencia estaban a favor.

Valora la nota:Vocero Southern: se cancela Tía María y se va de Arequipa
¡Excelente!
Valoración Total
5/5