Algunas pólizas de accidentes para estudiantes tienen coberturas adicionales ante fallecimiento o invalidez de los padres, como gastos de sepelio y pago de la pensión estudiantil. | Fuente: ANDINA

Algunos colegios privados exigen que los escolares cuenten con un seguro contra accidentes, pero si el estudiante ya se encuentra asegurado dentro de un plan de EPS del padre o con un seguro de salud particular, puedes acreditarlo en la institución educativa.

Seguros Escolares

Según el portal web de la  Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (SBS), los seguros escolares tienen por finalidad proteger a los alumnos contra el riesgo de accidentes dentro o fuera de sus centros de estudios, y/o asegurar el pago de las pensiones estudiantiles en caso de fallecimiento del padre o apoderado, u otras coberturas que ofrezcan las compañías aseguradoras.

Los seguros escolares más comunes son:

Seguro Escolar de Accidentes: Cubre los gastos que genera un accidente dentro o fuera de la institución educativa, de acuerdo a las condiciones establecidas en la póliza.

Seguro de Pensión Escolar Garantizada: Cubre la muerte o la incapacidad de la persona responsable del pago de las pensiones, con el cual el alumno tiene garantizado el pago de sus estudios.

“Si los padres no cuentan con un seguro particular o un plan de EPS, pueden buscar contratar un seguro contra accidentes que son ofrecidos por un intermediario al momento de la matrícula en el mismo centro educativo (30% de los niños asegurados lo están a través de esta modalidad). También existen escuelas que contratan el seguro para sus alumnos y asumen el 100% del costo del mismo”, explicó Beatriz Arenas, gerente de Líneas Personales de Pacífico Seguros.

¿Qué es lo más usado?

De acuerdo a Pacífico Seguros aunque su finalidad es proteger a los niños en su jornada escolar, la cobertura también es efectiva fuera del colegio. Así, la cobertura más utilizada es el gasto de curación por accidentes, ya sea dentro o fuera del horario de clases, o los que ocurran en la casa o en la vía pública. Entre las lesiones más comunes, los niños suelen presentar contusiones, fracturas, esguinces y luxaciones.

“Tener un respaldo en caso de accidentes te da una ventaja, tanto en la atención como en el costo final, ya que en promedio atenderse por un accidente deportivo ronda los S/ 700, mientras que en el caso de uno doméstico supera los S/ 800, y un accidente de tránsito se acerca a los S/ 6,000”, detalló Arenas.

La ejecutiva recordó que la contratación de un seguro no debe ser una condición para la matrícula escolar. Según el ABC del Seguro, si el seguro está enfocado en la cobertura de accidentes, es bastante completo, ya que también los protege ante muerte accidental, invalidez accidental, ofrece gastos de sepelio, desamparo familiar súbito (en caso de fallecimiento de ambos padres en un mismo accidente, se indemnizará a los hijos), entre otros.

0 Comentarios
Valora la nota:Año Escolar 2018: ¿Tus hijos están protegidos si tienen un accidente en el colegio?
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?