Desacuerdos familiares retrasan autopsia de Carrie Fisher

Según TMZ, la familia no llega aun a una decisión sobre qué hacer con el cuerpo de la actriz y la situación habría empeorado tras la muerte de su madre, Debbie Reynolds.

Carrie Fisher falleció el 27 de diciembre a los 60 años. | Fuente: AFP

El cuerpo de Carrie Fisher, la recordada princesa Leia de la saga de La Guerra de las Galaxias, se encuentra en el limbo porque el Departamento Forense del Condado de Los Ángeles no tiene claro cómo proceder ante desacuerdos de la familia.

Según el portal de espectáculos TMZ, cuando murió Carrie el forense se comunicó con su hija, Billie Lourd, para pedirle su autorización para realizar la autopsia pues es su pariente más cercano. Sin embargo, Bille, que se encontraba apenada por la noticia, le cedió la decisión a su padre, Bryan Lourd.

Fuentes de la familia aseguraron al medio que sus abogados se pusieron en contacto con el forense y expresaron algunas preocupaciones acerca de seguir adelante con este procedimiento, aunque no serían específicos.

Algunas familias deciden no practicarles autopsias a sus muertos por motivos religiosos, aunque no se conoce si este sería el caso. Por lo pronto, el departamento forense continúa esperando una decisión.

La madre de Carrie, Debbie Reynolds, murió el miércoles y complicó más aun la aún más la manera en que se manejará el cuerpo de la actriz.

Además de la necropsia, los forenses necesitan saber los que pasó en el avión cuando el corazón de Carrie Fisher dejó de latir, qué medicinas tomaba y su historial médico para determinar la verdadera causa de su muerte.


¿Qué opinas?