Luis Miguel, el ocaso del ‘Sol de México’

En 35 años de carrera artística Luis Miguel no solo recogió éxitos, sino también problemas que podrían llevarlo a la cárcel.

Las demandas, deudas y sus problemas de salud llevaron a Luis Miguel a vivir en situaciones extremas. | Fuente: Facebook Luis Miguel

Este 19 de abril, Luis Miguel cumplirá 47 años, 35 de los cuales vivió en grandes escenarios y en el ojo de los medios de comunicación y sus fanáticos que siguen cada uno de sus pasos. Durante su trayectoria, el conocido ‘Sol de México’ ocasionó más de una polémica y ahora está a un paso de la cárcel.

¿Cómo es que una de las voces latinas más reconocidas del mundo de la música llega a vivir al límite? Te presentamos un repaso por los problemas en los que Luis Miguel se ha visto envuelto y de los cuales no saldrá bien librado:

Querella con su mánager. En noviembre de 2016, William Brockhaus, exmánager de Luis Miguel, le ganó una demanda por incumplimiento de contrato. Tras el fallo, el mexicano tenía el deber de pagar 1.4 millones dólares para compensar a su excolaborador por los acuerdos incumplidos, intereses y honorarios de abogados.

Sin embargo, todo parece indicar que el cantante de Entrégate no efectuó los acuerdos ni acudió a las audiencias por lo que un tribunal de Los Angeles ordenó su arresto inmediato.  

 

Demanda de Alejandro Fernández. El artista de apariencia pulcra y sonrisa perfecta también está enfrentando una disputa judicial con Warner Music México por no participar en la gira Pasión, pese a que había confirmado su presentación, junto a Alejandro Fernández, 

La deuda por este incumplimiento sería de más de tres millones de dólares.

Se quedó sin casa. En marzo de este año, el intérprete de No Culpes a la Noche fue desalojado de la vivienda que ocupaba en California por no pagar 232 mil 560 dólares, la renta de los últimos cuatro meses.

Al conocer que el desalojo era una orden judicial, Luis Miguel abandonó la lujosa residencia, pero en el interior dejó algunas de sus pertenencias como ropa y objetos personales. Este hecho dejó en evidencia la grave crisis económica que atraviesa el artista.

 

Salud resquebrajada. En noviembre de 2015, el cantante canceló varios conciertos porque padece de Tinnitus o el “mal del músico” y, por ende, enfrentar demandas por incumplimiento de contrato. Los abogados del músico alegaron que su patrocinado se encontraba en tratamiento y pidieron se le exonere de las reparaciones por no realizar sus presentaciones.        

Los fans lo abandonan. En febrero de 2015, hacer esperar a sus fans por más de una hora y luego anunciar que no se presentaría le costó pifias y abucheos que retumbaron en el Auditorio Nacional de México, en lugar de sus populares temas. La explicación de los organizadores indignaría más a los asistentes: Luis Miguel había dejado plantado a su público por unas botellas de alcohol.

La escena se repetiría en cuatro ocasiones más y según allegados al artista, su declive comenzó cuando él decidió hacerse cargo de su propia producción.

Publicado por Luis Miguel en Sábado, 21 de enero de 2017
¿Qué opinas?