River Plate no pudo con Belgrano y se fue a la B en Argentina

En un estadio lleno de lágrimas, desesperación y trifulcas, Rive Plate, uno de los dos equipos más grandes e históricos de Argentina empató con Belgrano de Córdoba y jugará la próxima temporada en la B Nacional (Segunda División). El juez dio por finalizado el partido a los 88 minutos por falta de garantías.

River Plate le dijo adiós a la Primera División en Argentina al empatar 1 a 1 con Belgrano de Córdoba en el estadio Monumental de Núñez. El encuentro estuvo lleno de imprecisiones por parte del ‘millo’, mientras que Belgrano supo defenderse bien.

En el partido de ida, Belgrano le había ganado a River 2 a 0 en Córdoba, y para permanecer en Primera, River necesitaba ganar por el mismo marcador. Lamentablemente para los de la franja, esto no fue así.

El partido estuvo lleno de emociones. Tan solo a los 3 minutos, el árbitro le anuló un gol a los cordobeses. Dos minutos después, una buena jugada de Mariano Pavone se convertiría en gol.  1 a 0 para River. Los gritos por la celebración del tanto en el estadio de River fueron realmente ensordecedores, por la desesperación que tenían sus hinchas por no irse a la B.

Con el 1 a 0 a favor, el ‘millo’ siguió intentando con más lucha que fútbol el gol que le daría la permanencia en Primera, sin embargo, en un primer tiempo muy parejo, este gol nunca llegó.

Comenzando la segunda parte, River tuvo una oportunidad clara y Belgrano también. Pero a los 7 minutos, Belgrano logró marcar el empate tras un error garrafal de la defensa millonaria. El gol lo hizo Guillermo Farré y el estadio se convirtió en un cementerio.

Luego del gol, River intentó desesperadamente los dos goles que tenía que hacer para no descender. Incluso, tuvieron un penal a favor que Mariano Pavone lo falló. Lucharon y siguieron luchando pero nunca pudieron marcar más goles. Así, increíblemente, el equipo con más títulos en Argentina se fue al descenso.

Alrededor del minuto 40 del segundo tiempo, el juego se paralizó por la desesperación de la gente, quienes se querían meter al campo del Monumental. Los policías pudieron contener eso con mangueras de agua, y finalmente el árbitro dio por terminado el encuentro a los 44.

En ese momento. Todos se desconsolaron. El técnico López, sus asistentes, los jugadores, los dirigentes y los hinchas estaban totalmente desesperados llorando. El plantel de River se reunió en el campo para que las cosas se calmen, pero en ese momento todos se encontraban llorando desconsolados, tristes y con toda la bronca que significa ser el equipo más glorioso de Argentina pero descender como si fuera un equipo chico.

Este resultado demuestra que por más que un equipo tenga millones de hinchas, un historial de títulos impresionante y jerarquía a nivel internacional; el desorden en planificación, organización y mal manejo en la actualidad te puede llevar a saborear el sabor más amargo de toda tu historia.

¿Qué opinas?