Patrocinan:

Los cambios que hizo Croacia desde su derrota ante Perú hasta su llegada a la final de Rusia 2018

Hace cuatro meses, Croacia arrancaba su preparación para Rusia 2018 con una derrota ante Perú. Hoy es uno de los finalistas del torneo. Este fue su camino, liderado por Luka Modric en el campo y Zlatko Dalic en el banquillo, y las correcciones tácticas que hizo sobre la marcha.

Croacia celebra tras la victoria por 2-1 ante Inglaterra. | Fuente: EFE

Croacia comenzó su 2018 con una derrota ante la Selección Peruana. Con estrellas como Luka Modric (Real Madrid), Ivan Rakitic (Barcelona) y Mario Mandzukic (Juventus), los hoy finalistas de Rusia 2018 fueron superados por los sudamericanos, que se preparaban para volver a un Mundial luego de 36 años y que no le ganaban a una selección del Viejo Continente hace casi 20.

"No hicimos un buen partido y por eso perdimos ante un buen Perú. Es un aviso para nosotros sino estamos al cien por cien”, reconoció Modric, el capitán, tras la derrota. “Hay que estar juntos, si no ponemos todo esto en el partido es muy difícil jugar contra cualquier equipo". La advertencia surtió efecto: desde entonces, el equipo dirigido por Zlatko Dalic solo perdió un partido de los nueve próximos (un amistoso ante Brasil) y llegaron a la final del Mundial

"Las experiencias que vivimos contra Perú, México y Brasil fueron muy ricas. Nos ayudaron a revisar muchos temas relacionados al juego", dijo este jueves Dalic al diario El Comercio. "Si tengo que hablar solo del partido contra Perú, puedo decir que después de esa derrota se generó mucho debate en los periodistas y en el pueblo croata. Había dudas sobre cómo llegaríamos al Mundial. Yo lo que dije fue que teníamos que mejorar. Y así fue. Contra México lo hicimos mejor".

¿Qué cambios hizo Croacia en el camino desde la derrota ante Perú hasta la final del Mundial? Para entender el éxito croata hay que remontarse a octubre del 2017.

Cambio de rumbo

La Selección de Croacia no se ha caracterizado por su estabilidad en el puesto del técnico. En los noventas, Miroslav Blazevic dirigió al equipo que tenía a Davor Suker como estrella y ocupó el tercer puesto de Francia 1998. Dos años después, con la eliminación en la etapa clasificatoria de la Eurocopa 2000, esa generación se agotó y comenzaron a sucederse técnicos y fracasos deportivos, pese a contar con jugadores como Niko Kovac, Ivika Olic, Darijo Srna, Niko Kranjcar, Eduardo da Silva y unos jóvenes Luka Modric e Iván Rakitic

Hasta este Mundial, los jugadores croatas vivían a la sombra del equipo liderado por Suker y Boban que consiguió el tercer puesto en Francia 98. En los 20 años entre este torneo y Rusia 2018, tuvieron un total de nueve entrenadores. | Fuente: Getty

En los mundiales y eurocopas disputadas entre 2002 y 2012, Croacia no logró pasar de la fase de grupos. Mirko Jozic (2000-02), Otto Baric (2002-04), Zlatko Kranjcar (2004-06) no lograron completar un proceso largo. A Slaven Bilic (2006-12) le tuvieron paciencia pese a no clasificar al Mundial del 2010, pero los malos resultados en la Eurocopa 2012 determinaron su salida. Luego llegaron –con menos suerte- Igor Stimac (2012-13), Niko Kovac (2013-15) y Ante Cacic (2015-17). Entre Francia 1998 y Rusia 2018, tuvieron un total de nueve seleccionadores.

Cacic dejó Croacia en octubre del 2017 luego de una serie de malos resultados en el Grupo I de las clasificatorias a Rusia 2018 que incluyeron un empate como local ante Turquía, una derrota en Islandia, una sufrida victoria por 1-0 ante Kosovo en casa y una derrota en Estambul. Pese a esto, al inicio de la última fecha doble, lideraban el grupo con 16 puntos, seguidos por Islandia con lo mismos puntos pero con menor diferencia de goles, y por Ucrania con 14. El líder del grupo clasificaba de forma directa, el segundo iba al repechaje y el tercero quedaba fuera.

Contra todo pronóstico, Croacia empató en casa –con un gol al último minuto- ante Finlandia, mientras que Islandia y Ucrania ganaron en sus visitas a Kosovo y Turquía. Los vikingos tomaron el primer puesto, los 'Zbirna' igualaron en el segundo a los croatas. La situación era crítica y el partido que quedaba era una final: debían visitar a Ucrania en duelo directo por el segundo puesto. La dirigencia tomó una decisión radical: despidieron a Cacic dos días antes del partido decisivo y trajeron como reemplazo a Zlakto Dalic.

La llegada de Zlatko Dalic potenció el rendimiento de Luka Modric, quien no había podido replicar sus éxitos con el Real Madrid en la selección croata. | Fuente: EFE

El elegido

Dalic no era muy conocido en Croacia ni en el resto de Europa. Como futbolista, fue un volante de marca que jugó en equipos de media tabla de su país entre 1983 y 2000. No fue parte de la ‘generación dorada’ de Francia 98. Ni siquiera llegó a ser convocado a la selección. Como entrenador, tras dirigir con poco éxito en su país natal y en Albania, hizo una buena carrera en Arabia Saudita, particularmente con el Al-Ain (2014-17), donde ganó tres títulos y fue subcampeón de la Champions asiática. Dejó el club saudí en enero del 2017, varios meses antes de recibir el llamado para salvar la esperanza mundialista de su país.

Con solo dos días para preparar el partido ante Ucrania, el nuevo entrenador casi no movió el equipo titular, más allá del ingreso de Milan Badelj en lugar de Marcelo Brozovic y el retorno de Dejan Lovren, pero sí modificó la disposición en el campo de su estrella: Luka Modric. El volante del Real Madrid pasó a jugar como ‘10’, libre de responsabilidades defensivas. Subasic, Vrsaljko, Lovren, Mitrovic, Vida (entonces lateral izquierdo), Badelj, Modric, Rakitic, Kramaric, Modric, Perisic y Mandzukic formaron el equipo. Ganaron 2-0 en Kiev con goles de Kramaric y asistencias de Modric y Rakitic, dupla que comenzó a rendir mejor en conjunto.

El otro gran cambio pasó por el compromiso del equipo, que ahora debía jugar el repechaje ante Grecia. Dalic, hombre de fe según sus propias declaraciones, conservó la base del equipo para la ida del play-off. Solo puso a Kalinic por Mandzukic e hizo que Brozovic vuelva al titularato. Ante lo griegos, Modric volvió a destacar y el equipo ganó 4-1 con un gol suyo y otros de Kalinic, Kramaric y Perisic. En la vuelta, casi con el mismo once, bastó con un 0-0. “Se vio durante el repechaje que era importante", dijo luego Mandzukic sobre su entrenador, según cita la AFP.

En el primer partido de Dalic, Croacia venció a Ucrania en Kiev y logró clasificar al repechaje, fase en la que venció sin problemas a Grecia. Tras años de inestabilidad, los 'Blazers' encontraron al técnico ideal. | Fuente: Getty | Fotógrafo: Dan Mullan

Corregir sobre el camino

Con el éxito de la clasificación, Croacia comenzó el 2018 con una serie de amistosos internacionales de cara a Rusia 2018, donde compartirían grupo con Nigeria, Islandia –a quienes ya habían enfrentado en eliminatorias- y Argentina. Quizás para preparase para su rival sudamericano, programaron partidos con Perú, Brasil y México. El saldo no fue bueno: dos derrotas y una victoria por 1-0.

Ante Perú, Croacia puso a Subasic, Vrsalko, Corluka, Vida, Strinic; Brozovic, Rakitic, Mandzukic, Modric, Perisic y Kalinic. Las ausencias más notables fueron las de Lovren, su mejor central, quien fue reemplazado por el veterano Corluka, y la de Kramaric. La noche del 23 de marzo en Miami, el buen juego peruano superó a la experimentada volante croata. Los ‘Blazers’ fueron una sombra del equipo que venció de visita a Ucrania y goleó a Grecia. Por ello la llamada atención de Modric: “Es un aviso para nosotros”.

Croacia ante Perú: Con dos delanteros, Mandzukic y Kramaric, los esfuerzos de Modric no fueron efectivos. Corluka no ofreció la misma seguridad que Lovren. Strinic, sin embargo, comenzó a asomarse como dueño del lateral izquierdo.

Cuatro días después, Dalic experimentó con una alineación renovada ante México. ¿Rotación o castigo? Queda a interpretación del hincha y del jugador. Los titulares fueron Lovre Kalinic en el arco; Corluka, Vida, Pivaric y Vrsaljko en defensa; Rakitic, Badelj, Kovacic en el mediocampo; y Kramaric, Rebic y Pjaca en el ataque. A partir de ese once, que mejoró el rendimiento y venció por 1-0 a los aztecas, Rebic se anunció como titular para los próximos partidos y para el Mundial.

Croacia ante México: Dalic cambió totalmente el once. Quien aprovechó la oportunidad fue Rebic, que se apoderó de la posición de volante por la banda.

En los últimos dos partidos, Dalic volvió a hacer ajustes. En al amistoso ante Brasil, duelo en el que el retorno de Neymar se llevó los titulares, probó con Subasic en el arco; Vrsljko, Corluka, Lovren y Vida en defensa; Rakitic y Badelj conformaron la volante; Modric jugó como ‘10’, Perisic y Rebic por la bandas y Kramaric fue el centro delantero. El equipo cayó por 2-0. Para el úlitmo amistoso pre-mundialista, contra Senegal, probó con Lovren y Corluka como centrales, Vida como lateral derecho e Ivan Strinic –ya dueño del puesto- como lateral izquierdo. Además, Mandzukic reemplazó a Kramaric. Ganaron por 2-1 tras ir abajo en el marcador.

Croacia ante Brasil: Dalic volvió a cambiar la defensa y usó a Vida como lateral izquierdo por última vez. Luego de este partido, Strinic se apoderó definitivamente del puesto.

Croacia ante Senegal: Fuera de la banda izquierda, Vida se ganó el puesto como central, mientras que Corluka jugó su último partido en el puesto como parte del once titular. Badelj tampoco volvió a arrancar en un partido decisivo.

Los goles de Flores y Carrillo le dieron la victoria a Perú ante Croacia. Tras la derrota, Luka Modric (derecha en la foto) llamó la atención a sus compañeros y dijo que no jugaron al 100%. | Fuente: EFE

El factor Modric en Rusia

Ya en el Mundial, el buen nivel de Kramaric, goleador del ciclo de Dalic con cuatro tantos, hizo dudar al entrenador: incluirlo como segundo delantero junto a Mandzukic y retroceder a Modric o dejar al volante del Real Madrid como ‘10’, detrás del centro delantero y resguardado por dos volantes defensivos, Ivan Rakitic y Marcelo Brozovic.

Ante Nigeria, Dalic optó por lo primero y formó con Subasic; Vrsalkjo, Lovren, Vida, Strinic; Rakitic y Modric; Perisic y Rebic; Kramaric y Mandzukic. Pese a que un autogol nigeriano los adelantó  a los 32’, el mejor nivel croata llegó luego de los 60’, cuando Brozovic reemplazó a Kramaric y Modric jugó más libre e hizo el segundo de penal a los 71’. El partido quedó 2-0, resultado vital tras el empate por 1-1 entre Argentina e Islandia en el otro partido.

Croacia ante Nigeria: Dalic puso por primera vez a la defensa que usaría en el resto del torneo. El equipo alcanzó su mejor nivel cuando Modric jugó detrás del punto y Brozovic entró para ubicarse al lado de Rakitic.

El partido dejó otro episodio que revela el carácter de Dalic. Con el partido definido, el seleccionador ordenó a Nikola Kalinic –jugador que perdió el titularato bajo su gestión- entrar al campo a los 86’. El futbolista se negó citando un supuesto dolor de espalda y Mario Pjaca entró a su lugar. Al día siguiente, fue expulsado de la delegación, que se quedó con 22 jugadores. “Necesito jugadores sanos y convencidos, por este tomé esta decisión”, explicó el entrenador. “Lo importante es el equipo, no las individualidades y por eso se fue a casa", agregó este jueves.

Para el partido ante Argentina, Dalic rectificó y arrancó con Subasic, Vrsalkjo, Lovren, Vida, Strinic; Brozovic, Rakitic, Rebic, Perisic, Modric y Mandzukic. El capitán jugó libre y, junto a Rakitic, manejó a su antojo el partido, que se convirtió en una exhibición de la volante croata ante una caótica ‘Albiceleste’. El resultado fue una victoria por 3-0 con goles de Rebic, y de los mediocampistas del Barcelona y el Real Madrid. “Jugamos un partido maravilloso”, dijo el entrenador. “El esfuerzo del equipo fue clave”, comentó Modric. La clasificación estaba asegurada.

Croacia ante Argentina: Modric jugó como '10' desde el inicio y Croacia hizo su mejor partido del torneo

En el Argentina vs. Craocia, Luka Modric fue el mejor de la cancha y le ganó el duelo a Lionel Messi. | Fuente: EFE

En tiempo extra

Luego de un tercer partido de la fase de grupos en el que dio descanso a la mayoría de sus estrellas (victoria por 2-1 ante Islandia), Croacia volvió a su once de lujo para los octavos de final ante Dinamarca. El marcador quedó 1-1 y Modric hizo su partido más bajo del torneo, con un penal fallado en tiempo extra, pero lograron ganar en penales. Tras la victoria, Dalic ratificó su confianza en su capitán y dijo que seguirá siendo su elegido para patear los penales. El entrenador croata tiene mano dura y no le teme a hacer correcciones, pero también rebosa fe en sus jugadores.

Croacia ante Dinamarca: El mismo once que ante Argentina, si bien el rendimiento no fue el mismo

En el partido por cuartos ante Rusia, para el que anticipó un rival replegado como en el duelo de octavos ante España, Dalic volvió a apostar por Kramaric como segundo delantero y un Modric más retrasado, junto a Rakitic en las labores defensivas, que se preveían como pocas. Los anfitriones sorprendieron al mostrase más ofensivos. El primer gol ruso, marcado por Denis Cheryshev, nació de un vacío dejado por la dupla hecha por los jugadores del Real Madrid y del Barcelona. Tras encontrar el empate gracias a Kramaric, sin embargo, Croacia no cambió de propuesta y volvió a ganar en penales.

Croacia ante Rusia: los anfitriones de adelantaron al aprovechar los vacío que dejó la dupla Rakitic-Modric, pero un empate rápido y movimientos desde el banco llevaron a Croacia a la victoria

Para la semifinal ante Inglaterra, Dalic puso nuevamente al pivote Brozovic-Rakitic para dejar más libre a Modric. El primer tiempo fue complicado para los croatas, que sufrieron un gol de tiro libre a los 5’ y fueron superados por los veloces atacantes ingleses. Ante esto, la defensa tomó protagonismo: la línea formada por Vrslakjo, Lovren, Vida y Strinic, que jugó todo el torneo –a excepción del último partido de la fase de grupos-, anuló al goleador Harry Kane e impidió que Inglaterra amplíe su ventaja.

Croacia ante Inglaterra: Pese al mal primer tiempo, Dalic mantuvo su confianza en el once titular que más frutos le dio en el torneo (no hizo cambios sino hasta el tiempo extra) y logró voltear el partido.

En la segunda mitad, las mejores versiones de Modric y Rakitic reaparecieron y los croatas se hicieron con el dominio del partido hasta voltear el marcador en tiempo extra. El sacrificado Mario Mandzukic, de gran inteligencia táctica y a quien Dolic mantuvo como titular pese a que no había marcado en todo el Mundial, puso el tanto de la victoria al minuto 109. "Esto solamente lo puede conseguir un gran equipo, un equipo valiente, que está jugando el torneo con un gran corazón”, comentó luego el delantero.

Croacia celebra su primer gol ante Inglaterra. Este domingo, buscarán finalizar su hazaña en Rusia 2018 con una victoria ante Francia en la final. | Fuente: EFE

Con físico y con confianza

Uno de los datos que dejó la clasificación de Croacia a la final fue que se convirtieron en la primera selección en superar tres tiempos extras en un mismo torneo de este tipo. Ya el hecho de haber superado dos había sido señalado por la prensa de Inglaterra como una debilidad de cara a su duelo. “Nos subvaloraron y eso fue un error. Nosotros leíamos lo que escribían y decíamos: 'a ver quién está cansado…'. Deberían ser más humildes y respetar a sus adversarios", comentó tras el partido Luka Modric, el capitán que meses antes le había llamado la atención sus compañeros tras la derrota ante Perú.

“En la final sacaremos fuerzas de donde sea (…) Pasar en tres prórrogas nos enseña la fuerza de este equipo”, dijo en la misma línea Ivan Rakitic, el gran socio de Modric en el campo. “Hemos estado más fuertes que Inglaterra, estamos bien físicamente", agregó el arquero Danijel Subasic. Dalic, que recién usó sus cambios de la semifinal en el tiempo extra, ya señaló que su equipo es “el único equipo que va a jugar ocho partidos”, pero también advirtió –a los suyos y a sus rivales- que esto no es una excusa.

Lo más importante para Dalic, sin embargo, es la confianza en sus jugadores, siempre que él también note el compromiso de ellos de por medio, como demostró el caso de Kalinic. Paternal con sus dirigidos, el seleccionador -que elogia cada vez que puede a Luka Modric y asegura que merece el Balón de Oro- respondió  a la polémica por supuestas celebraciones pro ucranianas de un jugador suyo limitándose a señalar que intenta “quitarles toda la negatividad” a sus dirigidos y centrarse “en lo positivo”. “Ha habido gente que desde el principio ha boicoteado a la selección", aseguró.

La confianza, la motivación, el carácter y el pragmatismo han marcado la breve pero exitosa gestión de Dalic, que supo reponerse de una malas Eliminatorias y un mal inicio del 2018 y llegó hasta al final del Mundial. “¿Por qué no vamos a ser los nuevos campeones?”, comentó Dalic en su conferencia de este jueves. "Somos un país donde la gente nunca se da por vencida".

0 Comentarios