Patrocinan:

Oleg Salenko: “Ni Cristiano Ronaldo ni Luis Suárez, mi récord lo romperá mi hijo”

El exfutbolista consideró difícil que alguien logre igualar su récord de cinco goles en un partido mundialista en Rusia 2018.

Oleg Salenko pasó a la historia como el único futbolista en anotar cinco goles en un solo partido mundialista. | Fuente: AFP

El exfutbolista ruso Oleg Salenko aseguró que su récord histórico de cinco goles en un partido mundialista no lo romperá ninguna gran estrella como Cristiano Ronaldo o Luis Suárez, sino su hijo, que juega en las secciones inferiores del Dinamo Kiev.

"Cuando me preguntan, siempre digo que mi récord lo romperá mi hijo, Roma, que tiene ahora 13 años y entrena con el Dinamo", comentó entre risas.

Salenko considera, sin embargo, que el fútbol ha cambiado mucho desde que él le marcara cinco goles a Camerún en el tercer partido de la primera fase del Mundial de EE.UU. 1994.

"Mi proeza está en el Libro Guinness, pero los récords están para romperlos. El problema es que ahora los equipos marcan dos goles y se dedican a amarrar el resultado. Antes, cuando marcábamos, corríamos como locos a por más", señaló.

Recuerda que en el Mundial de 1994 los rusos habían tenido muchos conflictos internos con el seleccionador nacional, a lo que se sumó que fueron a parar al grupo de Brasil, a la postre campeón, y Suecia, semifinalista.

"Perdimos con el primer y tercer clasificado del Mundial, aunque contra los suecos pudimos ganar. Por eso llegamos a la última jornada con la necesidad de marcar más de cinco goles para pasar", dijo.

Las sospechas de Salenko

El problema es que, según sus sospechas, brasileños y suecos "pactaron el empate" (1-1), lo que impidió que los rusos pudieran progresar hasta los octavos de final.

"Teníamos que ganar por goleada, así que cada vez que marcábamos, íbamos a por otro gol. Entonces no entendí que acababa de hacer algo importante, pero ahora que ya estoy retirado entiendo que fue un día histórico", señaló.

Salenko, que no disputaría más Mundiales en su carrera, asegura que la noche anterior al partido soñó con marcar varios goles contra los cameruneses.

"Lo que no sabía es cuántos. La gente no lo sabe, pero yo había marcado cinco goles más de una vez a lo largo de mi carrera en Kiev y San Petersburgo, aunque en ligas menores", indicó.

De ese Mundial guarda muchas anécdotas, aunque la mejor de todas es cuando se cambió la camiseta con Romario, que marcó el primer gol del partido a la media hora a pase de Bebeto.

"Me dio la camiseta y estaba completamente seca. ¡Jugamos a 41 grados de temperatura! Al parecer, no había corrido mucho. ¡Increíble!", señaló incrédulo. (EFE)


0 Comentarios