Apunta, emprendedor: 7 tips para administrar mejor tu restaurante

La gastronomía peruana está en auge pero es importante no descuidar la calidad del servicio que se brinda. Si tienes un restaurante estos consejos te serán útiles.

Imagen referencial | Fuente: Shutterstock

Tras la exposición de un módulo educativo denominado Administración de Restaurantes que ofrece Campus Virtual Romero de manera gratuita, y en virtud de la alianza establecida con Le Cordon Bleu, Arturo Piedra Dalmau, Gerente del Restaurante Wallqa de Le Cordon Bleu, brinda tips para mejorar la administración de un restaurante.

Pese a que la gastronomía peruana está en auge, negocios de este rubro presentan diversas dificultades para despegar: alta rotación de personal y el tiempo que lleva capacitarlos para el puesto, minimizar los asuntos contables, tributarios y administrativos porque “lo único que importa es vender”, la inadecuada selección de proveedores y el incorrecto o inexistente control de costos e inventarios.

Para que no le suceda algo malo ¡Administra mejor tu restaurante con estos 7 tips!

1. Rodéate de personal comprometido

Mantener motivado al personal hará que el riesgo de que se vayan disminuya considerablemente. Suma a personas que quieran crecer junto a tu restaurante y que compartan la visión que tienes para él.

2. Involucra a tu personal en el negocio

Es bueno que puedan saber algunos resultados periódicos de las operaciones del restaurante.

3. Tu proveedor: tu socio, tu amigo

Trata con respeto a tu proveedor y vean las debilidades del servicio para mejorarlo progresivamente. ¡Todos ganan!

4. Al cliente sin sorpresas

Nunca trates de sorprender al cliente con información falsa y tampoco lo trates con desdén. Si te equivocas mejor es asumirlo y aprender del error.

5. Normas sanitarias al día

Asegúrate regularmente que tu negocio cumple con las normas sanitarias vigentes, es lo primero que perciben los clientes. Si tu restaurante no las cumple, ten por seguro que no regresarán.

6. La competencia es una oportunidad

La competencia permite encontrar y analizar mis debilidades para convertirlas en fortalezas. En determinados casos la competencia puede servir como un referente. Además, habrá más personas interesadas en comer por la zona y puedes atraerlos.

7. El cliente debe sentir que nuestro producto vale más de lo que le cuesta

Un error común es pensar que el precio debe sentirse como lo que exactamente representa tu producto o servicio. Lo cierto es que el cliente necesita sentir que está ganando para que su consumo sea recurrente.

¿Qué opinas?