Cuba-EEUU: Quiénes eran y qué hacían los agentes de la Red Avispa

Los agentes Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, fueron puestos en libertad por las autoridades estadounidenses. Los tres ya arribaron a la isla.

EFE

El Gobierno del presidente Barack Obama ha puesto en libertad a tres espías cubanos del llamado grupo de "Los Cinco" que cumplían condena en EEUU, a cambio de un oficial de inteligencia estadounidense que llevaba casi 20 años preso en Cuba.

Pocas horas antes de que se anunciara la liberación de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labaniño, también fue puesto en libertad en Cuba el ciudadano estadounidense Alan Gross, que llevaba cinco años encarcelado en la isla.

Este grupo de agentes cubanos presos en EEUU, junto con René González Sehwerert y Fernando González, ya liberados, integraban la denominada Red "Avispa", desmantelada en 1998, y fueron hallados culpables en 2001 de conspirar y operar como agentes extranjeros sin haberlo notificado al Gobierno de EEUU.

Pero, ¿quiénes eran y qué hacían los agentes de la Red “Avispa”? Edgerton Ivor Levy, quien fue captado y entrenado desde 1991 por la Dirección de Inteligencia cubana para cumplir acciones de espionaje en el sur de la Florida, Estados Unidos, cuenta las tareas realizadas por cada uno de los miembros de esta red de espionaje.

Levy había recibido entrenamiento técnico y preparación sicológica para asentarse en el área de Miami y emprender las tareas de penetración en la comunidad exiliada. Sin embargo, tras arribar al coloso americano, buscó de inmediato comunicarse con el FBI para revelar los verdaderos propósitos de su aparente fuga fantástica a Miami.

Este exprofesor de filosofía de la Universidad de La Habana cuenta su verdad y señala que el objetivo de los agentes cubanos era “dañar seguridad nacional de Estados Unidos y prolongar la permanencia en el poder” de los hermanos Castro.

Según relata, Ramón Labaniño, graduado en Economía y especialista en la penetración de objetivos militares, se mantuvo operando entre 1993 y finales de 1996, contra la base de la fuerza aérea de Mac Dill, en Tampa, donde se controla y dirige el tráfico aéreo militar de Estados Unidos hacia y desde el Caribe, Centro y Suramérica.

“Labañino era un tipo de comportamiento violento y un virulento defensor del régimen. Tuvimos discusiones bien serias en más de una oportunidad y nos amenazaba constantemente con enviarnos de vuelta a Cuba si no teníamos resultados operativos”, explica Levy.

Detenido en 1998 en Estados Unidos, Labaniño fue acusado de poner en peligro la seguridad de la primera economía del  mundo y condenado por un tribunal federal de Florida en 2001 a 30 años de prisión por conspirar y operar como agentes extranjeros sin haberlo notificado al Gobierno de EEUU.

En cuanto al agente de nacionalidad estadounidense Antonio Guerrero, Levy dijo que la Dirección de Inteligencia cubana le encargó la tarea de recopilar información sobre la Estación Aeronaval de Key West.

Guerrero González, que estudió Ingeniería de la Construcción en la extinta Unión Soviética, radicó en Key West a principios de 1993 y operó bajo el código de “Operación Aeropuerto”. Él mantuvo una permanente y constante observación sobre el curso habitual de la vida y las actividades militares que se desarrollaron en la Estación Aeronaval de Key West, y trasladó regularmente información de carácter militar a La Habana.

En 1998 fue detenido por supuestas actividades de espionaje. Acusado por la Fiscalía de dos delitos de conspiración contra la seguridad de EEUU, un tribunal federal de Florida le impuso cadena perpetua y otras dos penas de cinco años de privación de libertad.

Por su parte, Gerardo Hernández, que fue miembro del Partido Comunista de Cuba, cumplió misiones desde los años 90 en los Estados Unidos con el objetivo de prevenir a Cuba de acciones planificadas y ejecutadas por la comunidad anticastrista de Miami.

En 1998 fue detenido por el FBI bajo la acusación de espionaje y un tribunal federal de Florida lo condenó el 14 de diciembre de 2001 a dos cadenas perpetuas por penetrar en instalaciones militares de EEUU, infiltrarse en grupos anticubanos de Miami y participar en el derribo de dos avionetas en febrero de 1996 del grupo en el exilio "Hermanos al Rescate".

Valora la nota:Cuba-EEUU: ¿Qué hacían los agentes de la Red Avispa?
¡Excelente!
Valoración Total
5/5