*

Trafico Waze

Lima

México: Peña Nieto gana elecciones pero denuncias empañan triunfo

Candidato del Partido Revolucionario Institucional obtuvo el 38,21 % de los votos, mientras que López Obrador, un 31,59 %.

Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ganó los comicios presidenciales del pasado domingo en México con el 38,21 % de los votos, según los datos finales del cómputo oficial difundidos hoy, pero su victoria se ha visto empañada por denuncias de una masiva compra de votos.

El Instituto Federal Electoral (IFE), que dio a conocer hoy el escrutinio final de las elecciones presidenciales, confirmó el triunfo de Peña Nieto, que fue anticipado en los resultados preliminares divulgados el pasado lunes.

Peña Nieto obtuvo 19,2 millones de votos, con más de tres millones de sufragios de diferencia sobre su más inmediato seguidor, el líder de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, que obtuvo un 31,59 % de los sufragios.

Estos datos tienen que ser confirmados aún por el máximo tribunal electoral, que tendrá que pronunciarse sobre las impugnaciones que ya se ha anticipado que se van a presentar.

Tanto López Obrador como dirigentes del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), que quedó en tercer lugar, hicieron notar hoy que la victoria de Peña Nieto está envuelta en dudas por la posibilidad de que se hayan usado recursos millonarios para lograr el triunfo.

"El PRI gana a billetazos y con engaños", afirmó hoy en una rueda de prensa el presidente del PAN, Gustavo Madero, un partido político que presentó como candidata presidencial a Josefina Vázquez Mota, que consiguió el 25,41 % de los votos.

Madero afirmó que su partido respetará los resultados de la votación, aunque presentará impugnaciones en determinados lugares, pero no a nivel general como planea hacer la alianza izquierdista que presentó a López Obrador como aspirante presidencial.

"Estamos impugnando cuestiones particulares", comentó Madero. "Perseveraremos hasta que se desahoguen todos los recursos", agregó.

El dirigente del PAN ofreció su rueda de prensa un día después de que López Obrador echara en cara a ese partido la falta de respuestas por las irregularidades en la votación que ha venido denunciando en fechas previas.

"Debemos advertir que aún tenemos una democracia perfectible, que sigue presentando deficiencias, que nos seguiremos oponiendo a todas las prácticas fraudulentas cuando se presenten", dijo Madero.

Denuncian compra de votos

El conservador PAN también había denunciado durante la campaña electoral que el equipo de Peña Nieto se había excedido en los topes de gastos oficiales, y Madero reiteró estas afirmación hoy, junto con la denuncia de "compra directa, indirecta, electrónica o por bolsas de votos".

"No callaremos ante tales hechos y buscaremos su sanción para erradicarlos de las elecciones mexicanas", agregó.

Por su parte, López Obrador, en su quinta rueda de prensa desde que se cerraron las urnas, afirmó hoy que los gobernadores de varios estados del país, sobre todo los administrados por el PRI, son los "principales operadores" en la compra masiva de votos que ha denunciado.

También reiteró su intención de aportar pruebas para demostrar que la "elección la compraron los que no quieren el cambio en el país".

"Estamos hablando de regiones muy pobres tanto en lo rural como en lo urbano. Fue un tráfico abierto, inmoral, descarado, de la pobreza de la gente, pero esto lo vamos a probar", aseveró.

El representante de la izquierda ante el IFE, Camerino Márquez, ya adelantó que, dentro de los plazos legales, esa alianza impugnará los comicios, en un recurso que será presentado, en principio, el próximo jueves.

"Vamos a seguir actuando de manera pacífica; no queremos confrontación, tenemos la razón y lo estamos demostrando y va a quedar completamente demostrado", afirmó hoy López Obrador, una postura que ha venido defendiendo desde que se cerraron las urnas.

"Hay que esperar, se les hizo fácil comprar votos, se les hizo fácil utilizar a medios de comunicación para imponer a Peña Nieto, pero no basta con decir nos equivocamos", añadió.

Sobre los señalamientos contra el proceso electoral, Peña Nieto dijo hoy que "deben ser probados en el Tribunal Electoral, que actuará en consecuencia".

"La certidumbre de esta elección reside en la gran participación de los mexicanos, con más de 50 millones de electores que han ido a las urnas", expuso Peña Nieto en declaraciones recogidas en un comunicado del PRI.

Las "irregularidades aisladas" evidentemente han podido tener lugar, "pero nosotros venimos de vivir un proceso electoral, el más vigilado de la historia de México, con tres millones de ciudadanos y representantes de partidos que han asegurado el control de más de 143.000 casillas", agregó.

"Yo reconozco el derecho de los otros partidos y candidatos de recurrir a las instancias legales para resolver todo tipo de dudas que se plantean, pero la transparencia del proceso electoral y el apoyo de la sociedad mexicana a mi proyecto son indiscutibles", aseveró.

EFE




¿Qué opinas?