EFE

El papa Francisco, que llegó hoy a EE.UU., justificó que no se viese con miembros de la disidencia durante su visita a Cuba porque no tenía previsto dar audiencias "a nadie", y deseó un acuerdo que "satisfaga a las partes" sobre el levantamiento del embargo a la isla.

Tras abandonar Cuba, en el avión que le llevaba de camino a EE.UU., el papa explicó que no tuvo conocimiento de que hubiera habido detenciones de disidentes que pretendieron mantener una reunión con él durante su visita a la isla, que hoy terminó en Santiago de Cuba (este).

"Lo que quiero decir es que no lo sé", reconoció el papa a los medios internacionales, entre ellos Efe, que iban en el avión en el que viajó desde Cuba a Estados Unidos, donde cumplirá la segunda parte de su décimo viaje internacional.

"No sé si estaban o no estaban", declaró después de recordar que saludó a mucha gente durante sus actos públicos en Cuba y de aludir a que si hubo en ellos algún disidente no lo supo realmente pues "ninguno se identificó".

"En la nunciatura primero estuvo bien claro que yo no iba a dar audiencias a nadie, porque se pidieron", admitió Francisco, quien explicó que pidió tener un encuentro con él "incluso algún jefe de Estado", cuya identidad no reveló.

Pero preguntado sobre si estaría dispuesto a reunirse con disidentes cubanos, el papa contestó: "a mí me gusta encontrarme con toda la gente, considero que primero toda persona es hijo de Dios y tiene derecho" a ello.

Al menos dos miembros de la disidencia cubana fueron detenidos cuando, según contaron, se dirigían a ver al papa después de haber sido invitados para encontrarse con el pontífice y el Vaticano confirmó que la Nunciatura en La Habana tuvo conversaciones telefónicas sobre este asunto.

Por otro lado, Francisco deseó que "llegue a buen término un acuerdo que satisfaga a las partes" sobre el levantamiento del embargo de Estados Unidos a Cuba.

EFE

Valora la nota:Papa y disidentes no se reunieron porque no estaba agendado
¡Excelente!
Valoración Total
5/5