¿Qué hacer si eres víctima o testigo de acoso en el transporte público?

El Metro de Lima y el Metropolitano tienen protocolos de acción ante denuncias de acoso sexual y tocamientos indebidos de los usuarios.

Dentro del Metro de Lima existen dos herramientas útiles para la denuncia inmediata de este tipo de actos. | Fuente: Andina

La Policía confirmó esta semana dos casos públicos y recientes de acoso sexual en el Metro de Lima. El primero fue denunciado previamente por una joven que acusó a un hombre de masturbarse y eyacular en su espalda. El segundo tuvo como víctima a una menor de diez años que viajaba con su madre mientras otro pasajero la tocó indebidamente

Los dos sujetos, de 35 y 61 años, ya se encuentran detenidos en la Comisaría de San Borja. Sin embargo, ellos no son los únicos (ni los últimos) denunciados por este tipo de actos en el transporte público. 

Acciones dentro del Metro. El servicio del Metro de Lima tiene mecanismos previstos para la detención de acosadores sexuales. Y la única forma de activarlos es comunicando lo ocurrido inmediatamente. 

1. Si una persona es víctima o testigo de algún caso de acoso dentro del tren, cuenta con dos herramientas: los botones de emergencia y los intercomunicadores. Los primeros se ubican cerca de los relojes de los vagones y los segundos, al lado de cada puerta.

2. Los botones funcionan para comunicarse directamente con la oficina central de operaciones y los intercomunicadores están conectados al espacio del conductor. 

3. Una vez comunicado el incidente, los trabajadores deberán coordinar que el tren se detenga en la estación más cercana. Al detenerse, el personal de la Línea 1 y la Policía ferroviaria estarán presentes para intervenir a la persona acusada y comunicarse con la víctima o el testigo. 

Acciones del Metropolitano. Para los buses del Metropolitano, el protocolo de protección a las víctimas de acoso sexual no cuenta con botones ni intercomunicadores. 

1. En este caso, las personas deben acercarse directamente al conductor e informarle lo sucedido. Este tiene la obligación de comunicar el hecho a los encargados de Seguridad y al Centro de Control y Comunicación del servicio. 

2. Ellos deben evaluar la situación rápidamente y ordenar que el conductor detenga el vehículo en la estación más próxima, donde ya debe esperar el personal de Seguridad. 

3. Al detenerse, los trabajadores deben conducir al acosador a la Comisaría del distrito. La víctima o el testigo deberán acompañarlos para rendir su manifestación ante la Policía.

En el caso del Metropolitano, los usuarios deben comunicarle lo ocurrido al conductor para que este informe del caso a la oficina central de operaciones. | Fuente: Andina
¿Qué opinas?