Denuncian que Sarkozy se gastó casi 250.000 euros en una ducha que no utilizó

Elevado coste de la adquisición ha provocado un encendido cruce de declaraciones entre los diferentes partidos.

Foto: EFE
El jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, hizo instalar una ducha valorada en 250.000 euros durante la Presidencia gala de la Unión Europea (UE) en 2008, aunque posteriormente no la utilizó, revelan hoy medios locales.

Se trata del gasto más llamativo de los aproximadamente 175 millones que supuso para Francia el semestre al frente de la UE, un coste elevado que ha provocado un encendido cruce de declaraciones entre los diferentes partidos.

El diputado socialista René Dosière fue el primero en expresar su "escándalo" por los "gastos increíbles, insoportables e inaceptables".

El parlamentario, uno de los que recibió el informe del Tribunal de Cuentas, denunció en particular el coste elevado de la ducha instalada en el Gran Palais parisiense con motivo de la cumbre fundadora de la Unión por el Mediterráneo de julio de 2008, el acto que abrió la Presidencia francesa de la UE.

Aquel encuentro, que reunió a jefes de Estado y Gobierno de las dos orillas mediterráneas, incluyó una cena que costó más de un millón de euros.

"Cada cubierto salió por 5.050 euros por persona. El presidente pide a los franceses que se aprieten en cinturón y paga con el dinero del contribuyente una cena que cuesta cinco veces el salario mínimo por persona. Es intolerable", aseguró el diputado.

Dosière se ha convertido en uno de los paladines de la transparencia en el gasto del dinero público y, desde hace meses, publica en su blog cómo emplea los 6.000 euros de atribución parlamentaria.

La virulencia del diputado socialista fue respondida por el portavoz del partido gubernamental UMP, Fréderic Lefebvre, quien acusó a Dosière de ocultar datos a la opinión pública para convertir en escandalosos los gastos de la Presidencia de la UE.

Según Lefebvre, Francia tuvo que organizar con urgencia la cumbre de la Unión por el Mediterráneo, lo que elevó el coste al obligar a movilizar en poco tiempo grandes estructuras.

Señaló que los 250.000 euros a los que se refería Dosière incluían la instalación de ocho salones, con baño incluido, destinados a jefes de Estado.

El portavoz de la UMP aseguró que la Presidencia francesa de la UE tuvo, de forma global, un coste similar al de la alemana.

- EFE-
¿Qué opinas?