La central de Chernóbil dejó de ser un peligro para los siguientes 100 años

Un sarcófago gigante ha cubierto el reactor para evitar que la radiación que quedó tras el accidente nuclear se propague.

El reactor de Chernóbil está ahora encerrado en un gran sarcófago de hormigón | Fuente: Getty Images

El cuarto reactor de la central nuclear ucraniana de Chernóbil, escenario de la mayor catástrofe atómica de la historia en 1986, dejó de ser un peligro para los próximos cien años. Esto luego de que sea cubierto por un nuevo, gigantesco y fiable sarcófago, la mayor estructura móvil jamás construida que terminó de ser instalada este martes en Ucrania.

"El reactor de Chernóbil ha sido cubierto con éxito 30 años después de la catástrofe de 1986 como resultado de una hazaña sorprendente de ingeniería", anunció el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, que gestionó la financiación de la obra.

La estructura tiene forma de arco, de 110 metros de alto, 150 de ancho y 256 de largo, y con un peso de más de 30,000 toneladas, fue construida a 180 metros de reactor averiado, protegido por el sarcófago de hormigón fabricado inmediatamente después del accidente nuclear y que ya estaba seriamente dañado.

Autoridades ucranianas estiman que el área no será segura para la vida humana por otros 20 mil años. No obstante, la zona sellada alrededor de Chernóbil fue abierta a los turistas en 2011. | Fuente: Getty

Características. El Nuevo Sarcófago Seguro (NSC, por sus siglas en ingles), construido por el consorcio francés Novarka y con un coste estimado en 1,500 millones de euros, fue colocado sobre el cuarto reactor mediante un sistema de raíles único en su género.

Es su interior, el NSC dispone de grúas móviles a control remoto, con las que el próximo año comenzará a ser desmontado el techo del antiguo sarcófago, que según los expertos está en malas condiciones y podría hundirse.

"Esta es la estructura móvil más grande jamás construida por la humanidad", declaró el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en la ceremonia que tuvo lugar en la planta de Chernóbil para celebrar la instalación del nuevo sarcófago.

Esa zona está en gran parte deshabitada, excepto por unos 300 residentes que se negaron a dejar el lugar. | Fuente: Getty
¿Qué opinas?