Mujer que arrastró a policía con su auto dijo ser una ´bruja´

´Soy un ser de otro mundo y no necesito una (licencia de conducir), dijo la mujer antes de arrastrar por unos 200 metros a un oficial que la detuvo en Australia.

Foto Myspace
Una "bruja" le dijo a un oficial de policía que estaba por encima de las leyes porque era de "un mundo diferente", y lo arrastró con su auto por una calle australiana, informa la prensa.

"Tus leyes y sanciones no se aplican a mí. No las acepto. Lo siento, debo irme. Gracias", dijo Eilish De Avalon antes de iniciar la marcha de su auto con el brazo de Sen Constable Andrew Logan en la ventana del vehículo.

El oficial sufrió serias heridas en el brazo derecho, hombro y pecho tras ser arrastrado por casi 200 metros.

De Avalon, quien le dijo al policía que "tenía un nombre universal que no era reconocido aquí", se declaró culpable de imprudencia temeraria, causar lesiones graves, conducir en suspensión utilizando un teléfono móvil durante, y no detenerse cuando el policía lo solicitó.

La Corte escuchó como el oficial dijo temer por su vida cuando De Avalon condujo a gran velocidad con su brazo derecho en la ventana del auto.

De Avalon, de 40 años, quien proclama ser una bruja de Geelong, inicialmente se detuvo cuando fue vista usando su celular mientras manejaba. Según el oficial, cuando se le pidió mostrar su licencia de conducir, la mujer dijo que no tenía una.

"Cuando le pregunté por qué no, dijo "Soy un ser de otro mundo y no necesito una". Cuando le pregunté su nombre y dirección, De Avalón respondió "Tengo un nombre universal que no es reconocido aquí"", indicó el oficial.

Sen Constable Lamb sostuvo que cuando le pidió su identificación, De Avalon dijo "Tus leyes y sanciones no se aplican a mí. No las acepto. Lo siento, debo irme. Gracias".

El oficial narró que la mujer comenzó a subir la ventana, mientras él intentaba tomar las llaves del auto, y luego comenzó a manejar.  

Agregó que De Avalon ignoró en varias ocasiones el pedido de que se detuviera, y en su lugar aceleró el paso. La mujer solo se detuvo por el tráfico, momento en el cual, el oficial aprovechó para tomar las llaves del vehículo.