Una anciana argentina celebró sus 89 años tirándose en parapente

Stella Camposano desafió los prejuicios y demostró que los deportes de riesgo no son exclusividad de los más jóvenes.

Stella Camposano se define como una enamorada del cerro San Javier, en el que siempre ha deseado vivir y en el que espera que, algún día, reposen sus restos. | Fuente: EFE

La argentina Stella Camposano celebró sus 89 años de edad lanzándose en parapente, dejando en claro que el mundo de los deportes de riesgo no es un área restringida a los más jóvenes.

“Para mí es plenitud. Me siento en el cielo. Para mí no hay, como te diré, no hay con qué comparar a la sensación esa que siento. Es como una sensación de libertad, de alegría, de felicidad”, explicó la mujer tras haberse lanzado del emblemático cerro tucumano de San Javier.

La pasión de esta abuelita comenzó hace tiempo, cuando acudía al cementerio de su pueblo a los pies del cerro San Javier, en la provincia argentina de Tucumán, y veía a los parapentistas saltar desde la Loma Bola, considerada una de las mejores pistas de lanzamiento de Suramérica por sus favorables condiciones naturales.

“Yo los miraba desde abajo, estando allí en el cementerio que está al pie del cerro y en lugar de rezarle a mi madre y a mi hija se me iba el alma mirando a los del parapente”, confesó la mujer a la agencia EFE.

Una rebelde. Ni la edad ni su expediente médico con “problemitas de corazón y pulmones” fueron un impedimento para que esta entrañable señora lograse cumplir su sueño en la plenitud de su tercera edad. “Yo quiero llegar arriba. Tengo espíritu de golondrina y suerte de caracol”, bromeó.

Con este, ya son tres los lanzamientos que ha realizado esta anciana. El primer fue en 2012, cuando cumplió los 85 años. El segundo, recién estrenadas las 87 primaveras, y el último y más reciente, con motivo del 89 aniversario de esta atrevida anciana.

Los tres nietos de la anciana fueron los artífices de la odisea. | Fuente: EFE
Stella Camposano confiesa que, a estas alturas de su vida, no tiene miedo a nada. | Fuente: EFE
La anciana, lejos de darse por satisfecha, ya piensa en su próxima travesía. “Si me regalan otro vuelo, voy mañana”, sostuvo. | Fuente: EFE
¿Qué opinas?