Un veterinario búlgaro devolvió la movilidad a un joven gato, Pooh, el primer gato "biónico" de Europa continental. El felino perdió sus patas traseras pero ahora cuenta con dos prótesis en polímero de caucho ensambladas en titanio.

"Su estado es más que satisfactorio. Todavía es un poco torpe pero puede caminar, saltar y correr", explicó el cirujano veterinario Zlativnov a la  AFP.

El felino fue encontrado en abril cerca de una vía de tren, en una zona rural de Bulgaria. Pooh ("peluche" en búlgaro) probablemente perdió sus dos patas traseras al ser atropellado por un tren.

0 Comentarios
Valora la nota:Un gato en Bulgaria vuelve a caminar gracias a un par de patas implantadas
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?