Hasta cuatro o cinco delfines grises sin vida han aparecido diariamente desde mediados de diciembre. | Fuente: Instituto Boto Cinza

(Agencia N+1 / Beatriz de Vera). Más de 100 delfines muertos han sido recuperados de la Bahía de Sepetiba, una playa cercana a Río de Janeiro, en Brasil, durante el último mes. Los científicos están desconcertados. En circunstancias normales, mensualmente se suelen encontrar unos cinco cadáveres, generalmente por culpa de la sobrepesca, la contaminación o la caza ilegal. La bahía está rodeada de astilleros, puertos y edificios residenciales. Pero la explicación de esta tragedia es aún desconocida.

Hasta cuatro o cinco delfines grises (Grampus griseus) sin vida han aparecido diariamente desde mediados de diciembre, y la cifra actual representa más del 10% de la población local que se estima en la región, de unos 800 ejemplares. Ante tan alarmante número, los conservacionistas están tratando de determinar qué hay detrás de las muertes lo antes posible. La piel, la sangre y los huesos de delfines están siendo examinados en busca de restos de bacterias o virus por ONG locales de conservación como el Instituto Boto Cinza y SOS Botos, según informa National Geographic.

Hasta el 70% u 80% de la población local de delfines podría morir si se culpa a una enfermedad relacionada con patógenos, lo que podría ser devastador en un lugar que concentra una población tan alta de estos cetáceos. Los cadáveres corresponden tanto a machos adultos como a hembras o crías. La mayoría de ellos, con aspecto desnutrido y lesiones profundas en la piel. Los resultados de laboratorio de las pruebas de los delfines muertos que se esperan para fin de mes.

Misterio para la ciencia

Desde mediados del mes pasado ya son 102 los delfines que han aparecido muertos. Por ahora, este tipo de delfín se clasifica como deficiente en datos, es decir, que se necesita más información para evaluar adecuadamente el riesgo de la especie. Los ecologistas quieren presionar a las autoridades para que reconozcan oficialmente a estos delfines como especie en peligro y tomen medidas para salvarlos, informa Science Alert.

Un refugio marino establecido en el área proporcionaría un entorno controlado en el que se podría controlar la propagación de bacterias, dando a los conservacionistas la oportunidad de controlar a los delfines.  Parte del problema es que estos mamíferos generalmente viven en grupos sociales muy unidos. El pasado octubre fuimos testigos de un fenómeno similar ocurrido en las costas de New Quay en Ceredigion, Gales (Reino Unido). Los vecinos reportaron el avistamiento de más de veinte pulpos saliendo del mar y arrastrarse por las playas de noche.

Además de verlos arrastrándose por las noches, también han visto a varios muertos en la playa por las mañanas. Desde el Museo Australiano, la experta en cefalópodos Mandy Reid sugirió que los pulpos podrían haber sido infectados por algún parasito que los condujera a morir. Por eso, recomendó que los vecinos de New Quay recogieran los cuerpos fallecidos frescos y los conserven en un congelador o alcohol para que posteriormente puedan ser examinados en algún laboratorio.

(Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma)

0 Comentarios
Valora la nota:Siguen muriendo delfines en una playa de Brasil y nadie sabe por qué
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?