OIEA allana el camino para aplicar el acuerdo nuclear con Irán en enero

Irán espera que se implemente el acuerdo atómico en dos o tres semanas, tras el cierre de las investigaciones sobre posibles dimensiones militares de su programa nuclear por el OIEA.

El programa nuclear iraní | Fuente: EFE

El OIEA cerró el aspecto más delicado de su investigación del controvertido programa nuclear de Irán, el de su posible dimensión militar, y abrió así la vía para aplicar en las próximas semanas el histórico acuerdo atómico con la República Islámica.

Los 35 países miembros de la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) adoptaron por consenso una resolución que da por concluidas esas investigaciones.

Atrás quedan años de infructuosos intentos de los inspectores del organismo para esclarecer el pasado del programa nuclear iraní.

Un informe presentado hace dos semanas por el director general del OIEA, Yukiya Amano, concluye que Irán realizó hasta 2003 un "esfuerzo coordinado" para hacerse con un dispositivo nuclear.

Entre 2003 y 2009 los iraníes siguieron con algunos intentos, que, sin embargo, nunca fueron más allá de estudios científicos y de viabilidad.

Desde 2009, el OIEA no dispone de indicios de nuevos intentos o de que se haya desviado material nuclear para esos fines, concluyeron los expertos de la ONU.

Con ese informe, la Junta cerró hoy, tal y como preveía la hoja de ruta del acuerdo nuclear pactado en Viena el pasado 14 de julio, la investigación de las llamadas "posibles dimensiones militares" del programa atómico de Teherán.

La resolución adoptada hoy por consenso fue redactada por Irán y seis grandes potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), con las que pactó el acuerdo de Viena.

Según destacaron hoy varias delegaciones, se trata de un "importante hito" que permitirá la pronta entrada en vigor de ese tratado, probablemente entre mediados y finales de enero.

Este acuerdo impedirá que Irán pueda hacerse con armas nucleares en la próxima década y someterá a ese país a una estricta supervisión y verificación por parte de los inspectores internacionales.

El embajador iraní ante el OIEA, Reza Najafi, habló hoy de un "día histórico" y expresó su esperanza en que el tratado se aplique "en dos o tres semanas".

Amano preciso que, una vez que Irán haya cumplido lo exigido en el acuerdo para su puesta en marcha, sus expertos necesitarán "semanas, pero no meses", para verificarlo.

No será hasta entonces cuando el acuerdo pueda entrar en vigor y, con ello, se levanten las sanciones internacionales contra Irán.

Irán necesita desmantelar dos tercios de sus centrifugadoras para enriquecer uranio, reducir sus reservas de ese material con su traslado a Rusia y transformar el reactor de agua pesada de Arak para evitar que produzca plutonio.

El uranio enriquecido y el plutonio sirven tanto para la construcción de armas nucleares como para fines civiles.

EFE