Wendy Sulca: “Yo no tenía computadora en casa, no sabía que mi video era popular"

La joven cantante conversó con Raúl Vargas en 'Fuera de Serie' sobre sus inicios en la música, cómo lidió con las críticas y sobre sus planes a futuro.

Wendy Sulca sobre cómo se volvió famosa gracias a YouTube. | Fuente: RPP Noticias

Natural de Pamplona Alta en San Juan de Miraflores (Lima), Wendy Sulca comenzó su trayectoria musical a los seis años. Con el apoyo e influencia de sus padres y gracias a su esfuerzo y dedicación, hoy brilla con luz propia en el mundo de la música pop andina. Su trampolín a la fama fue YouTube, donde el video de su canción 'La Tetita' la hizo famosa en el Perú y el resto de América Latina cuando solo tenía 12 años. Raúl Vargas conversó con ella en el octavo episodio de Fuera de Serie.

Eres una artista representativa de muchos aspectos de la sociedad peruana. Desde tu infancia hasta el desarrollo que tienes hoy, siento todavía joven, nos has demostrado tu voluntad y tu capacidad, pero también eres un símbolo del Perú emprendedor, que está dando un vuelco y una nueva realidad al país.

Muchas gracias por sus palabras. Como usted dijo, desde muy pequeña he luchado para salir adelante con mi música, con mi esfuerzo, con el apoyo de mis padres.

Me interesa mucho la herencia cultural de la música y el folclore, sobre todo el de Ayacucho. Tú no has renunciado a ello, pero has logrado después una transformación que también se está volviendo muy novedosa. ¿Cuánto influyeron en tus primeros pasos para tu vocación tus padres?

Fueron todo. Si no fuese por ellos, no estaría aquí. Mi mamá me escuchó cantar y desde el primer momento decidió apoyarme porque era lo que me gustaba. Mi papá también. A él al principio no le pareció tan buena la idea, no porque no creía en mí, sino porque sabía lo difícil que iba a ser luchar en el medio artístico. Decía que a veces hay muchas cosas, que era muy pequeña para estar en fiestas, trasnoches.

Sobre todo eso, que está ligado a otro tipo de festejos.

Exactamente. Yo empecé a los seis años, era muy chica. Mi papá velaba siempre por mi seguridad y para que esté bien.

¿Tu papá era arpista? Esa es una de las grandes tradiciones folclóricas

Sí, yo amaba la forma en la que tocaba. Era un músico reconocido. Él no componía, pero mi mamá así. Éramos un equipo.

Ella era la que hacía las letras, ¿las sigue haciendo?

No, yo ya estoy involucrándome más, mi mamá componía mis canciones cuando estaba netamente en el folclore.

¿Cómo ha sido tu vida en San Juan de Miraflores?

Es mi distrito de toda la vida, tengo muchos recuerdos muy gratos. Yo nací en Pamplona Alta, San Francisco de la Cruz. Vengo de una familia muy humilde. Al inicio sufrimos mucho, vivíamos en una casa de esteras. Más adelante, con el esfuerzo de mis padres y con mi canto, gané un concurso del Vaso de Leche y conocí a Paulo Hinostroza Guzmán (alcalde de SJM entre 2003 y 2009). Me apadrinó porque me escuchó a cantar, me becó en el colegio Gastón María, uno de los mejores del distrito, toda la primaria y secundaria. También nos ayudó a construir mi casa, porque no teníamos desagüe y a veces se inundaba. 

SUFRIMIENTO Y ÉXITO

¿Fuiste una niña traviesa?

De muy niña sí, era muy traviesa, muy inquieta. Tuve la iniciativa de cantar en mi colegio, fue la primera vez que lo hice. Preguntaron si alguien quería hacerlo y yo levanté la mano. Hoy no soy así, soy muy tímida (risas). Mis padres siempre se dedicaban a confeccionar peluches en su taller y allí escuchaban mucha música folclórica. Las canciones se me pegaban y las aprendía.

¿Cómo fuiste como alumna?

Fui muy responsable (risas). A veces estaba en los primeros lugares. Ya cuando iba de gira e iba de concierto en concierto, pasé a estar en tercero, cuarto, se me complicó porque faltaba mucho.

¿Y cómo comenzaste a dar espectáculos?

Comencé a presentarme en locales con la banda de mi papá, ‘Los Pícaros del Escenario’.

¿Quién te daba las indicaciones con el canto?

Mi mamá. Ella cantaba antes de que yo naciera, lo hacía muy bonito. Nunca se dedicó de forma profesional ni estudió canto, pero sí le gustaba y sabía mucho. Mi abuelo era violinista, mis tíos eran músicos también. Mi bisabuela me contaba que también cantaba.

¿En qué momento empiezas a cantar el género andino limeño o urbano?

Yo empecé con el folclore más del norte, no tanto del sur, que es de donde nació mi mamá, en Huacaña (provincia de Sucre, Ayacucho). Allá es más el arpa y violín, los danzantes de tijeras, un huayno más autóctono. Lo que yo cantaba era arpa con bajo, con teclado, batería, era más moderno. Comencé con música como la de Dina Páucar y Sonia Morales, eran mi gran inspiración, mis ídolas. Tuve la suerte de cantar con ellas y fueron muy amables conmigo. Me conocen desde muy pequeña y saben mi historia.

¿Cómo nació ‘La Tetita’?

Pasaron muchas cosas muy difíciles, como la muerte de mi papá, que ha sido el momento más trágico de mi vida. Perdí a mi padre y a mi músico de confianza, con quien yo podía cantar y soltar todo ese sentimiento. Eso era para mí el folclore: cantar con él y transmitir la música al público. Fue muy difícil, para mi madre más todavía. Ella cargó con todo el peso, se quedó sola y con deudas. La pasamos muy mal, pero creo que Dios quiso que siga adelante. Mi mamá me preguntó si quería seguir cantando y yo le dije que sí, porque quería seguir cumpliendo el sueño de mi padre. Él me apoyaba con mucho entusiasmo y yo quise que desde el cielo se sienta orgulloso de mí.

Él ya se estaba dando cuenta de tu calidad y de las posibilidades que tenías. ¿Pero cómo surgió la canción?

Sí, sí, sí (risas). Después de la muerte de mi padre, mi mamá vio que quería seguir con mi carrera y quiso seguir adelante. Pidió préstamos al banco y pasó por dificultades. Así hicimos el disco. Desde niña quise hacer uno para tener nuevas canciones. De ahí surge ‘La tetita’. Mi mamá compuso la canción, inspirada en mí totalmente (risas), porque desde muy chiquita tomaba la ‘tetita’. Era como dice la canción: de día y de noche quiero tomar la tetita. Era un mensaje para las madres, para que den lactancia materna a sus niños. A veces por el trabajo o por otras cosas dejan al bebé con la niñera o toman la leche en polvo. Creo que lo más saludable para el crecimiento de un niño es la lactancia materna.

Wendy Sulca sobre su historia y cómo lidió con la fama y las críticas en redes sociales cuando era niña. | Fuente: RPP Noticias

EL ÉXITO

Con ‘La Tetita’, ‘Papito por qué me dejaste’, ‘Cerveza cerveza’ viene una innumerable cantidad de visitas. ¿Cómo se produjo este fenómeno y cómo lo tomaste?

Fue algo sorpresivo. Una persona que hacía páginas web le aconsejó a mi mamá subir todos los videos de mi disco a YouTube. En ese entonces (2008) no era una plataforma muy conocida y casi nadie subía videos allí, pero mi mamá es una persona que arriesga mucho. Le pagó como 200 dólares o soles, no recuerdo. Aceptó porque le dijeron que era el futuro y que mucha gente lo iba a ver en muchos países. Luego nos olvidamos y pensamos que nos había estafado. Yo no tenía una computadora en casa, no tenía internet. Nos enteramos tiempo después de que mi video se había vuelto popular, de que mucha gente lo había visto y que tenía 3 millones de visitas. Argentinos y mexicanos hacían parodias, cantaban mis canciones. Me enteré por mis compañeros de colegio que tenían computadora en casa. Me decían que era famosa y no lo podía creer, no sabía cómo reaccionar. 

¿Te llegaron ofertas de grabación también?

Logré grabar un videoclip junto a Dante Spinetta, un cantante muy famoso de Argentina, donde participaron también Calle 13 y Andrés Calamaro. Después logré grabar una canción con Fito Páez. Con él fue algo muy sorpresivo, nunca lo llegué a conocer. Yo había grabado una canción con Dani Umpi, un artista uruguayo, quien luego la grabó también con Fito Páez. Yo me enteré después que en la canción, que era supuestamente un dueto, también estaba él. No lo conocí, pero comentó que ni bien se enteró de que íbamos a cantar una canción los tres, se emocionó.

Allí empieza toda esta experiencia que te lleva a Chile, a España, a Argentina. ¿Cómo fuiste evolucionando y tuviste esta idea de vincular géneros locales con géneros internacionales?

Fue gracias a la popularidad que me dio YouTube. Muchos países me conocieron y pude viajar, vivir realidades muy diferentes a las del ámbito folclórico. Veía muchos artistas, conocí mucha gente, me abrieron muchas puertas. En el concierto en Argentina me propusieron hacer un ‘cover’ de Madonna que se llama ‘Like a virgin’. La canté en español y en una parte en inglés. La gente quedó sumamente sorprendida, muy emocionada, les gustó mucho y me pidieron por las redes sociales que la grabara profesionalmente y haga un videoclip. Fue inesperado, jamás imaginé que iba a cantar pop.

¿Qué significó esto en términos artísticos?

En ese tiempo, cuando se hicieron viral ‘La Tetita’, ‘Cerveza’ y esas canciones, no había un pago de por medio en YouTube. Yo fui una de las primeras que salió de YouTube. En el 2010, cuando fui a Argentina, conocí gente que nos hizo propuestas con la publicidad de YouTube. Nos explicaron que nos podían pagar por las visitas a nuestros videos. No es poco, pero tampoco es mucho.

¿Quisiste seguir estudiando o seguir otra carrera?

Fue muy difícil terminar el colegio porque faltaba mucho por los viajes. Sí tenía pensado estudiar, de hecho estoy estudiando Administración de Empresas. Uno de mis sueños siempre ha sido tener mi propia empresa, mi marca de ropa. Yo fui la de la idea de achicar un poco la falda común del folclore, que era enorme. Se lo decía al bordador, el señor Francisco Herrera. Incluso a una pollera le puso unas muñecas Barbies porque era una niña y me gustaban (risas). Las que uso hoy son más chicas, tienen menos bordados, pero siguen manteniendo su esencia folclórica.

El FUTURO

¿Quién guía hoy tus decisiones?

Mi mamá. Hemos estado trabajando con algunos representantes y hoy tengo un manager que ve mis cosas, los contratos y todo, pero mi mamá siempre va a estar ahí, tomando decisiones conmigo. Me apoyó desde que era chica.

Es muy interesante cómo se ha logrado la fusión de las raíces folclóricas de un país y al mismo tiempo se han vuelto internacionales. Es un fenómeno musical que se está repitiendo.

Sí, la música alternativa ha crecido muchísimo, la música fusión también. Hoy me estoy dedicando a producir un disco con nuevas canciones que van dirigidas a eso, a la fusión. Mucha gente piensa que dejé las polleras porque hice covers, pero sigo manteniendo mis raíces andinas. En la alfombra roja de los MTV Millenial Awards, que fue un evento al que nunca imaginé ir, desfilé con una pollera roja que estrené ahí, un top moderno y zapatos de diseño ‘folk pop’, como lo que estoy haciendo ahora. A la gente le gustó mucho, a los ‘fashionistas’ y blogueros de moda.

Publicaste La verdadera historia de Wendy Sulca: Más allá de la tetita, un diario personal. Era lo que te faltaba: eres escritora, actriz, cantante y creadora.

Es un libro autobiográfico. Cuando grabé la canción de Dani Umpe, que también es escritor, me invitó a una conferencia suya en la Feria del Libro, donde conocimos al dueño de la editorial Estruendomudo. Conversamos y con mi mamá le contamos mi historia. Se quedó sorprendido por todo lo que nos tocó pasar y me propuso hacer libro. En el 2014 por fin lo logramos. Mucha gente piensa que me hice famosa de la noche a la mañana y que fue fácil, pero no fue así, hubo mucho sufrimiento, pérdidas y perseverancia. Es una historia bonita de contar. Yo nunca busqué ser famosa a través de YouTube, fue una casualidad.

Nunca dudas al tomar un reto, te lanzas.

Sí, hoy en el mundo del pop, en la música que estoy haciendo actualmente, no es fácil. Yo quisiera que mis canciones sonaran en las radios, que tuvieran una mejor exposición en mi país. He escuchado muchos comentarios en otros países y me dicen que nadie es profeta a su tierra, aunque suene un poco repetitivo. En algún momento me ha llegado a doler.

En las redes sociales también hay mala fe y envidia, una serie de recursos malévolos. ¿Cómo los tomas?

Al principio hubo muchas críticas por mi video, por la canción de ‘La tetita’ y otras que grabé. Hubo muchos ‘haters’, como se les suelen llamar a esas personas. Me chocó porque era una niña. Yo me enteré de que era famosa en YouTube a los 12 años. No entendía mucho lo que estaba pasando, por qué había gente con malicia, con odio y discriminación en sus palabras hacia una niña que solo hacía lo que le gustaba: cantar.

Una niña que también quiere ser también modista y tener su propia empresa.

Sí, quisiera tener mi empresa de ropa ‘folk pop’, moderna y juvenil, pero a la vez con toques folclóricos andinos. Quisiera llevar esa cultura a la ropa.

Escucha el programa completo de Fuera de Serie con Wendy Sulca. | Fuente: RPP Noticias
'La Tetita', el video que la convirtió en una estrella de YouTube. | Fuente: YouTube Wendy Sulca
El video de 'La Magia Del Amor', un ejemplo de la nueva propuesta musical de Wendy Sulca. | Fuente: YouTube Wendy Sulca
0 Comentarios
Valora la nota:Wendy Sulca: “Yo no tenía computadora en casa, no sabía que mi video era popular"
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?