Recuperan la Casona Rivera, monumento histórico de Arequipa

La Caja Piura, actual propietario del inmueble, invirtió S/ 600.000 en la restauración.

Así luce la remozada Casona Rivera. | Fuente: Caja Piura

La Casona Rivera es una construcción colonial ubicada a una cuadra de la Plaza de Armas de Arequipa que durante años fue ocupada por oficinas y negocios, sin respetar su condición de monumento histórico. Afortunadamente, en este último año ha recuperado su prestancia tras una restauración que demandó la inversión de 600.000 soles y seis meses de trabajo.

La recuperación de este edificio, construido con el clásico sillar arequipeño, estuvo en manos de Caja Piura, institución financiera que la adquirió en el 2010 y que desde entonces proyectaba habilitarla como su sede principal para la región sur.

Cuidadosa restauración. El local fue inaugurado como tal el último jueves en una conferencia de prensa realizada en el patio de la casona. El presidente del directorio de Caja Piura, Pedro Chunga, dijo que la restauración se hizo siguiendo todos los requisitos establecidos por el Ministerio de Cultura para monumentos históricos.

En su exposición, Chunga recordó que en 1927 la casona pasó a ser propiedad del expresidente José Luis Bustamante y Rivero y que también albergó por una breve temporada al premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

Centro cultural. Nelson Tapia, Gerente Regional Sur de Caja Piura, informó que el segundo piso de la casa, que aún falta restaurar, estará listo en el primer trimestre del 2017 y requerirá una inversión aproximada de 700.000 soles adicionales. Adelantó que en esa planta se habilitarán dos ambientes para actividades culturales. "En el plan de original está una sala de exposiciones en la que se expondrá la riqueza cultural de Piura y de Arequipa", dijo. Además, indicó que la casona siempre estará abierta para los turistas que quieran disfrutar de la tradicional arquitectura arequipeña.

La historia de la Casona Rivera se inicia en 1540, año de la fundación de Arequipa, cuando se le asignó como solar al vecino Hernando de Rivera. Los herederos de este español fueron propietarios de la casona hasta finales del siglo XIX. La construcción tal como se conoce ahora se empieza a conformar en 1824 cuando adquiere el estilo neoclásico de la época. Años después -en la década de los 80 del mismo siglo- es comprada por Guillermo Fletcher y Compañía, quien construye el segundo piso y le da un acabado de estilo neo renacentista.

El presidente del directorio de Caja Piura, Pedro Chunga, durante la inauguración de la sede central de la región sur en la Casona Rivera. | Fuente: RPP
Como parte de la restauración de la casona también se ha conservado en el patio un árbol centenario que se cree fue plantado en la época de la guerra con Chile. | Fuente: RPP
Así se veía la Casona Rivera antes de su restauración. | Fuente: Caja Piura
¿Qué opinas?