Desastres Naturales

El incierto camino a la reconstrucción

A tres meses de la inundación que devastó la ciudad, más de 600 personas aún viven en techos y carpas. La crecida del río desnudó graves falencias en cuanto a planificación ante desastres: el año pasado la Municipalidad gastó menos de la tercera parte de su presupuesto asignado para prevención. ¿De qué depende la recuperación de una de las ciudades más afectadas por el Niño Costero?