Así promovía el exmandatario su campaña electoral sin imaginar que hoy algunas de sus aportantes serían investigadas por corrupción. | Fuente: Flickr de Toledo

El caso Lava Jato es la investigación por corrupción y lavado de dinero más grande de Brasil, e involucra principalmente a seis empresas: Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvão, OAS y UTC Engenharia. Todas entregaron sobornos a funcionarios y políticos para adjudicarse licitaciones en la construcción de obras públicas y ejecutarlas con millonarios sobrecostos.

Esta red de ilegalidad no solo operó en Brasil; también lo hizo a través de sus sedes en Argentina, México, Panamá, República Dominicana, Guatemala, Ecuador, Angola, Mozambique, Venezuela, Colombia y Perú.

Las cuatro joyas de la chakana

Durante la campaña presidencial de 2011, Perú Posible, partido del entonces candidato Alejandro Toledo, recibió S/ 730,845 soles en conjunto de cuatro sucursales de constructoras brasileñas investigadas por el caso Lava Jato:

1. Construtora Queiroz Galvao S.A.

2. Construcoes e Com. Camargo Correa S.A.

3. Galvao Engenharia S.A.

4. Construtora Aterpa S.A.

Según los reportes de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), ese dinero equivale a una cuarta parte de los 2,6 millones de soles en financiamiento privado que recibió el partido para aquella elección. 

El expresidente peruano (2001-2006) es investigado por supuestamente recibir de Odebrecht una coima de US$ 20 millones para que les entregara las obras de los tramos II y III de la carretera Interoceánica, según la confesión del ex director ejecutivo de la empresa en Perú, Jorge Simões Barata. El Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra Toledo, pero él se encuentra en Estados Unidos y se le considera un prófugo de la justicia peruana.

Si bien la Ley de Organizaciones Políticas no prohíbe el financiamiento privado, recibir aportes de compañías cuyas matrices son hoy investigadas por corrupción, se presta a malas interpretaciones, ya sea por la dudosa procedencia del dinero o por conflictos de intereses al momento de ser proveedores del Estado.

Entre 1999 y 2016, estas mismas empresas contrataron con el Estado por 1,254 millones soles en obras y servicios, según el portal de Transparencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas.

RPP Data muestra el siguiente gráfico interactivo(*) basado en los reportes de la ONPE. En ellos se detallan los aportes de las empresas en las campañas electorales de Perú Posible entre el 2006 y el 2016. También en las de otros partidos que alcanzaron la presidencia y cuyos funcionarios están bajo investigación por el caso Lava Jato.

Si bien el expresidente Alberto Fujimori no está incluido en las investigaciones, durante su gestión Odebrecht  se adjudicó 30 obras. La empresa admitió ante un tribuna de Estados Unidos que pagó 29 millones en sobornos entre 2005 y 2014 a altos funcionarios peruanos.

Castillo de Arena: indicios de corrupción

La sede peruana de Camargo Correa aportó S/ 168,000 al partido de Toledo en noviembre del 2010. Para esa época se conocía que su matriz, había sido investigada por la Policía Federal de Brasil desde fines del 2008 por haber construido un sistema de sobornos para ganar licitaciones en Brasil y el extranjero. Sin embargo, el caso, conocido como Castillo de Arena, fue cerrado en febrero del 2009 por el Tribunal Supremo Federal brasileño, debido a que la investigación se basó en una fuente anónima.

Cinco años después, la empresa reapareció con intensidad en el caso Lava Jato. Producto de las investigaciones y confesiones de sus directivos, fue condenado a 15 años de prisión Dalton Dos Santos, expresidente de la compañía, por liderar una red de corrupción que produjo más de US$ 2 mil millones a través de fraudes cometidos con la empresa petrolera Petrobas y el pago de coimas. El exvicepresidente Eduardo Hermelino Leite recibió la misma sentencia por lavado de dinero y el pago de US$ 36 millones en sobornos.

El Ministerio Público de Perú informó el mes pasado que el amigo de Alejandro Toledo, el empresario israelí Josef Maiman, recibió de Camargo Correa US$ 91,667, que fueron depositados en la cuenta de su empresa Trailbridge Ltd. en el Citibank London (Reino Unido). Se sospecha que ese dinero fue una parte de un soborno de 6 millones de dólares.

Josef Maiman es investigado por lavado de activos en el Caso Ecoteva. | Fuente: El Comercio

Entre las obras de Construcoes e Com. Camargo Correa S.A el país están el Tramo IV de IIRSA Sur (junto a Queiroz Galvao y Andrade Gutierrez durante el gobierno de Alejandro Toledo), las carreteras Chongoyape-Cochabamba-Cajamarca (tramo Chota-Hualgayoc), Tingo María-Aguaytía (tramo Puente Pumahuas-Puente Chino), y Chongoyape-Cochabamba-Cajamarca (tramo Llama-Cochabamba). Estas tres últimas también en consorcio con Queiroz Galvao.

Se suman a la lista la carretera Chiclayo-Chongoyape, la irrigación hidroenergética del Alto Piura (con Astaldi de Italia y Obrainsa de Perú) y los Lotes 1, 2 y 3 de la planta de tratamiento de agua potable de Huachipa (junto a OTV de Francia). De acuerdo a la Contraloría General de la República, en estas siete obras ejecutadas entre el 2004 y el 2011 la inversión inicial fue de US$ 504 millones, pero al final hubo un incremento de US$ 601 millones.

El caso de Queiroz Galvao S.A.

La constructora brasileña es otra de las corporaciones en Perú que financió con S/ 182,845 a la organización política de Toledo Manrique; mientras que el aporte de Galvao Engenharia fue de S/ 180,000.

Durante el gobierno de Alejandro Toledo se declaró la carretera Interoceánica como una obra de interés público. | Fuente: Andina

Además de los contratos mencionados, Queiroz Galvao también se adjudicó las obras de rehabilitación de la avenida Néstor Gambetta (junto a Andrade Gutierrez) en el Callao el 2010 con una inversión inicial de US$ 126 millones de acuerdo a la Contraloría y con un incremento final de US$ 56 millones. En esta obra se han detectado indicios de actos ilícitos. Por eso, el procurador anticorrupción del Callao, Engie Herrera, solicitó en enero que se levante el secreto bancario del presidente regional Félix Moreno Caballero, y de otros funcionarios chalacos.

En Brasil, Galvao Ildefonso Colares Filho y Othon Zanoide Moraes Filho, expresidente y exdirector de la empresa, se encuentran en la cárcel. En el caso de Galvao Engenharia, su principal ejecutivo en Brasil, Dário Queiroz Galvao, fue condenado a 13 años de prisión por actos de corrupción, pero cumple arresto domiciliario. Su presidente, Jean Luscher Alberto Castro y el presidente de la División de Ingeniería Industrial, también fueron condenados el 2015 a once y doce años, respectivamente.

La desapercibida Aterpa

Esta empresa brasileña es poco mencionada dentro del caso Lava Jato. Según Transparencia Económica, a través de su sucursal, Construtora Aterpa S.A., aportó 200 mil soles a Perú Posible en marzo del 2011. Tras la constitución de su filial en 2010, recibió del Estado peruano 138 millones de soles como proveedora.

Un reportaje de diciembre pasado, Cuarto Poder reveló que esta empresa desembolsó S/ 3 millones en sobornos a Gregorio Santos Guerrero, exgobernador Regional de Cajamarca; y a Deyber Flores Calle, exadministrador regional. El pago se habría realizado en 2011, el mismo año en que Aterpa ganó la licitación para construir y mantener la carretera Cospán-Huayobamba-La Libertad por S/ 70 millones, de acuerdo al Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE). Un dato que llama la atención es que Flores Calle fue el presidente del Comité Especial de Selección del proceso.

El informe periodístico también mencionó que la constructora brasileña habría depositado S/ 900 mil en una cuenta de Constructores J y S Civil, empresa del entonces vicepresidentes del Movimiento de Afirmación (MAS), Jorge Luis Benitez Pereira. A continuación, los contratos adjudicados a Aterpa, individualmente o en consorcio, según el OSCE.

******************************

(*) La lista del Partido Aprista Peruano solo se presentó al Congreso en las elecciones del 2011, así como la de Perú Posible el 2006. El interactivo incluye las alianzas políticas con información de sus partidos miembros.

Análisis de datos: Rocío Romero Benites.

Interactivo: Equipo de desarrollo digital del Grupo RPP.

Edición: Eugenia Guevara.

0 Comentarios
Valora la nota:Las constructoras brasileñas que financiaron a Alejandro Toledo
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?